Unknown Knowledge

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Unknown Knowledge

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Mar Feb 28, 2012 11:51 am

Sí, así es. Como habéis leído en el subtítulo del tema, esta parte está protagonizada por Surait, 'El Vagabundo', debutante en el anterior Fic 'Down Of The Sorrowful Wish'. Este serial quizás sea importante no sólo en el sentido de que sea mi último serial (probablemente), si no que además me 'alejo' del Universo BIONICLE estándar (Estrella Roja, Universo Matoran, Spherus Magna y versiones alternativas dimensionales) para crear mis propios mundos, tales como Valmai Magna (Madnesia) o Etheria, planeta natal de Surait.

Por cierto, aviso: aunque traté de posponerlo lo que pude, no voy a esperar más, ya ha pasado demasiado tiempo. Lo llevaba un tiempo planeando: en este serial, Surait no será el único protagonista, estará acompañado de cierto personaje que aparece en Awrage's Empire Of Toa... Cuidado con los spoilers.


Y por último: cronológicamente, esto se sitúa despúes del capítulo 3 de la parte de Dark Lianyu.

Chapter 1

- ¡Surait! ¿Estás bien? - Dijo Lianyu, ayudándole a levantarse.

- Ya estoy viejo para estos trotes… - Comentó, aunque sin pizca de frustración en su voz. - No es nada, gracias. Siempre hay días en los que te llevas golpes.

- Surait… - Interrumpió Kahua. - ¿Adónde se dirigen? No he entendido mucho de lo que has dicho, pero sí que es un lugar realmente horrible. ¿Qué viviste allí?

- Si yo hubiera estado allí, créeme, querida, no sería el ser con el que estás hablando. - Dijo Surait. - Sólo sé de ese mundo por ese libro, extraído de las estanterías más remotas de la biblioteca de Su Majestad, el Rey de mi planeta natal. Los únicos datos existentes de ese mundo, recolectados por el único viajero que consiguió, por algún extraño motivo, mantener la suficiente parte de sí mismo como para redactar ese libro. He viajado por medio Universo, y he podido comprobar que ese planeta no es un mito. He encontrado dos seres que consiguieron salir de allí, y sólo verlos era horrible. Uno se había transformado en una criatura que escapa de la imaginación de Dios, y el otro, aunque mantenía su aspecto original, parecía una carcasa vacía. Llegué incluso a ver el planeta a lo lejos, y el aspecto que toma ya avisa de su peligro. - Hizo una pausa, mirando al cielo. - El ojo de la locura.

- No busco ofenderte o pasarme de listo, Surait, pero todo lo que has dicho se resume en que es un lugar peligroso y horrible. - Convino Lianyu. - Creo que lo que nos intriga a todos es por qué.

- No he estado allí, con lo que sólo podría recitar todo lo escrito en el libro. Pero se resume en lo siguiente: allí existe todo lo que ha salido de la locura de la mente. Leyes físicas violadas, mutaciones, horrores por doquier. No voy a mentir: probablemente ésta haya sido la última vez que los vemos.

El silencio se extendió por todo el bosque tras la última palabra de Surait, como si comprendiera la gravedad de la situación. Lianyu miró al punto del cielo en el que había perdido de vista a su némesis, pensando acerca de lo que acaba de suceder. A pesar de adónde se dirigía, Dark Lianyu no había dudado un momento en ir igualmente, todo por salvar a una Inteligencia Artificial que, por algún motivo, se había negado a abandonarle. Y él, desde hace ya tiempo, apenas hacía incursiones por diversas zonas de Spherus Magna buscando a su equipo... Había perdido la esperanza, pues sólo había encontrado a Elnida en el Universo Matoran y nadie en todo el planeta había visto jamás a ningún miembro de su equipo desde que llegaron a Spherus Magna. Su oscura versión había demostrado ser más fiel a sí mismo que él mismo: el auténtico Lianyu no habría podido ser detenido si se trataba de su equipo.

- Elnida… - Dijo Lianyu, destruyendo el silencio. - Tenemos que buscar a nuestro equipo. Mañana comenzaremos los preparativos.

- Maldita sea, esperaba que no estuvieras pensado lo que yo. - El Toa del Hierro sonrió. - Se acabaron las vacaciones.

- Iré con vosotros, aunque tengo que encontrar un sustituto para la División de Obtención de Víveres. - Dijo Kahua. - Mientras mañana hacéis los preparativos, iré a organizarlo todo para la partida.

- Vaya… - Dijo Surait. - Confiaba en que pudiéramos quedar para ponernos al día de asuntillos o cuestiones diversas. Es una lástima, pero supongo que el deber ha de ser cumplido. Cuidar de los nuestros es siempre una prioridad, ¿verdad?

- ¡Hermosa filosofía, Vagabundo! - Se oyó una voz desde lo profundo del bosque. - Espero que la mantengas tras saber lo que se te viene encima.

Los presentes se giraron hacia el lugar de donde parecía venir la voz, para encontrarse a una criatura roja alada saliendo de entre los árboles. Era muy parecida a Surait, aunque a la par diferente: probablemente sería de su misma especie. Tenía unas manos mucho más grandes y era bastante más alto que él. Ninguna de sus partes brillaba, pero sus alas, propias de un murciélago, parecían iluminarse con la luz de la luna atravesándolas. Tenía dos cuernos saliéndole de la cabeza y dos colas, y llevaba un tridente de dos veces su tamaño. En conjunto, tenía el aspecto de un pequeño demonio.

- ¡Retador! ¿Qué diantres haces aquí? - Preguntó un sorprendido Surait.

- Asco de vegetación… - El Retador aterrizó en suelo y se sacudió las hojas del cuerpo. - Me alegraría de verte de no ser por el viajecito que me has hecho dar, Vagabundo.

- ¡TÚ! - Gritó Lianyu, señalándolo. - ¿Cómo te atreves a presentarte delante de mí otra vez? - Continuó, agarrando y levantando al Retador.

- ¿Eh? ¡Cálmate, amigo! ¡No te he visto en mi vida! - Dijo el Retador, tratando de zafarse del Toa. - ¡Palabra de desafiante!

- ¡No te hagas el tonto! ¡Me la armaste muy gorda cuando tuve que recuperar la Interdimensional Key de las garras de Awrage!

- No te he entendido ni la palabra garra. ¡En serio, que no sé ni quién eres! ¡Recuerdo las caras de todos a los que he retado, y la tuya ahora mismo no es precisamente fácil de olvidar!

- ¡Suéltele, Toa Lianyu! - Dijo Surait. - Daimaeron no ha estado nunca por aquí ni puede viajar por dimensiones. Lo más probable es que se encontrara con una versión suya durante los viajes interdimiensionales… E igual de insufrible, a juzgar por su reacción.

Lianyu suspiró y dejó al Retador en el suelo. Daimaeron se sacudió con las manos, tratando de recuperar una compostura que nunca había tenido.

- Creo que Lianyu ya le conoce, pero haré las presentaciones para el resto de presentes. - Dijo Surait. - Éste es Daimaeron, pero se le conoce más por el título de ‘El Retador’. Viaja por el mundo retando a la gente a hacer cosas variadas, desde simples hasta imposibles, y no sé cómo, pero jamás ha recibido un no. Aunque llegue a ser despreciable e inaguantable, no es mala gente… O ya estaría bajo arresto desde hace siglos.

- En realidad, los jueces asocian eso a la falta de pruebas… - Dijo Daimaeron riéndose por lo bajo. - Bueno, no perdamos más tiempo, estoy cansado. - Tras decir esto, sacó un escrito enrollado y se lo tendió a Surait. - Orden de retorno a Etheria firmada por el Consejero Real. Te toca visitar tu hogar natal, Vagabundo.
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3295
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Danknestl el Mar Feb 28, 2012 7:08 pm

O_o

AWESOME!!!

Ya entiendo ahora a donde va este serial, sigue así

P.D. PONIES!!

P.D.2. Comenta en mi fic o no respetas a celestia (Y TE ENVIARÁ A MAGIA PREESCOLAR MUAHAHAHAHA!!)
avatar
Danknestl
Glatorian Contratado
Glatorian Contratado

Mensajes : 1557
Fecha de inscripción : 21/10/2010
Localización : en una pixa

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Elnida el Miér Feb 29, 2012 9:17 am

Por fin saldran los etherian y su planeta natal!!! ^^

Por fin te has decidido a ponerlo! ^^

Esperare con ansias el siguiente!
avatar
Elnida
Matoran
Matoran

Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 23/12/2010
Localización : Perdido en el inframundo

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Mar Mar 06, 2012 11:56 am

Darkness, odio Celestia. No me hagas caer en la tentación, trataré de comentar esta semana en cuanto me quite el trabajo de encima xD
(estoy tirando de los capítulos de reserva ahora mismo)


Chapter 2

- ¿Perdón? - Dijo Surait, cogiendo el escrito que le tendía Daimaeron. Lo desplegó y comenzó a leerlo. - ¿Por qué me convocan de vuelta? Aquí no especifica motivo.

- Oh, según dijo Neaboros, las palabras se las lleva el viento a no ser que estén escritas, y en este caso queremos que vuelen como pájaros. - Respondió Daimaeron con un deje de ironía. - En todo caso, como puedes leer, es un asunto importante y urgente. Nos reclaman a ti y a mí, y como yo fui puntual, me mandaron a por ti. Para la próxima llego tarde, porque vaya viajecito buscándote… Cinco planetas en una semana, o lo que creo que es una semana con la diferencia temporal. Vaya paliza. Bueno, que me enrollo. Hay prisa.

- Bueno, la verdad es que acabo de llegar y quería dar una vuelta para ver qué ha cambiado por aquí, pero si el Consejero dice que es urgente, es que lo es… - Dijo Surait, terminando de leer el escrito y guardándolo en el sombrero. Se dio la vuelta hacia los Toa y la Glatorian. - Bueno, me hubiera gustado ayudaros con vuestra búsqueda, pero por alguna extraña razón me requieren en mi planeta natal… Encantado de volver a veros. Espero que dentro de unos años me presentéis a todos los Toa Nui.

- Me gustaría volver a verte Surait, y cumplir esa promesa. - Dijo Lianyu. - Espero que algún día nos muestres tu hogar, para ver el lugar del que nació tan sabio individuo.

- Eh, yo también soy de allí. - Dijo Daimaeron.

- Ya se le han quitado las ganas. - Respondió Elnida. Kahua sonrió.

- Mejor, dadas las condiciones del planeta, no hubiera podido sobrevivir allí ni medio segundo. Y tampoco le hubiera aguantado de hacerlo, tiene cara de quejica. ¡Hala, Surait, vámonos! - Dijo Daimaeron dándole al Vagabundo una palmada en la espalda para hacerle andar, mientras Lianyu apretaba el puño conteniéndose.

- ¡Adiós! - Dijo Surait moviendo la mano mientras Daimaeron le instaba a caminar. Los Toa y la Glatorian sacudieron la mano también. Pronto los dos Etherians se perdieron en el bosque.

- Bueno… Ya es tarde. Será mejor que vayamos a descansar, a partir de mañana tendremos mucho que hacer. - Dijo Kahua.

- Sí, es lo mejor. - Dijo Elnida.

Mientras los dos Toa y la Glatorian se dirigían a salir del claro, en dirección a la casa de Lianyu, el Toa de la Flora cayó en la cuenta de algo en lo que no se habían fijado desde hace rato. O, mejor dicho, en algo que no se hacía notar desde hace tiempo.

- ¿Dónde se ha metido Suire? - Preguntó.


-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


- Bien, Daimaeron, vuelvo a preguntar: ¿para qué se nos ha convocado? - Dijo Surait cuando hubo transcurrido un tiempo de caminata.

- Santa Madre Energética, eres peor que los niños cuando dan la brasa a los padres con el ‘¿Hemos llegado ya? ¿Hemos llegado ya? ¿Hemos llegado ya? ¿Hemos llegado ya?’ - Se quejó Daimaeron. - Ya te lo he dicho, ¡NO LO SÉ!

- Perdona, Daimaeron. - Se disculpó Surait. - Pero interpreté eso, junto con lo que dijiste de Neaboros, por un ‘Cuantos menos lo sepan, mejor’, y que no me lo dirías delante de mis viejos amigos.

- Pues en este caso, el ‘Cuantos menos lo sepan, mejor’ me incluye a mí. No tengo ni idea de qué pasa, sinceramente. Y me gustaría saberlo, me desagrada no saber de qué escaquearme.

- ¿No puedes decir algo sin un comentario que inevitablemente trate de sacar una sonrisa a la gente? - Comentó Surait, irónico.

- Bueno, tú no tienes boca.

- Touché.

- Hale, ya hemos salido del bosque. - Interrumpió la conversación Daimaeron. - Y aquí parece un buen punto para despegar, o al menos lo era para aterrizar… Vámonos ya, ¿te parece?

Habían salido del bosque, quedando al pie de una de las montañas en las que antaño se había localizado la Tribu del Hierro. Las excavaciones mineras habían permitido con el paso de los años el flujo de agua termal desde las profundidades de la tierra, con lo que gran cantidad de energía térmica escapaba por esa montaña. Surait, debido a su condición energética, era incapaz de percibirla como lo hacía Daimaeron, pero podía percibir el calor del suelo. Decidió fiarse de Daimaeron, aunque sabía que era una de las cosas más estúpidas y peligrosas que podía hacer nadie.

Los dos Etherians cerraron sus respectivos ojos, tratando de concentrarse. Al poco, sus respectivos cuerpos comenzaron a emanar energía, mostrando un brillo intenso. Mientras que el de Daimaeron, de color anaranjado, tomaba forma alada, el de Surait, de un amarillo verdoso, parecía envolver al del Retador debido a su intensidad. Cuando sus cuerpos dejaron de ser perceptibles debido a la energía que los envolvía, de un movimiento brusco y repentino salieron disparados hacia el cielo, hasta que desaparecieron en el espacio como dos estrellas fugaces.

Tras un largo viaje por medio Universo, las dos estrellas fueron desviándose, atraídas hacia una enorme esfera brillante. Al margen de lo que pudiera parecer por la luz que irradiaba, no se trataba de una estrella, si no de un planeta. Un planeta curioso, que no se componía de materia sólida, si no de pura energía.

Etheria.
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3295
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Danknestl el Mar Mar 06, 2012 5:29 pm

WAAAAAAAAA!?

Está buena la que fumasXD

Daemaeron (o sepa Celestia Mata Nui como se escriba) es un EPIC WIN!! Será muy malito pero es épico al nivel de pinkie pieXD

P.D. ¿acaso es común encontrar infantes en etheria o eso fue un chiste random?
avatar
Danknestl
Glatorian Contratado
Glatorian Contratado

Mensajes : 1557
Fecha de inscripción : 21/10/2010
Localización : en una pixa

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Elnida el Sáb Mar 10, 2012 11:15 am

Un mundo de solo energia? Realmente puede existir algo como eso en el universo? o_O

Me gustó lo de Daimaeron y Surait con respecto a su comentario sobre las sonrisas y su boca inexistente xD
avatar
Elnida
Matoran
Matoran

Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 23/12/2010
Localización : Perdido en el inframundo

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Jue Mar 15, 2012 2:57 pm

La verdad es que me sorprendió mucho que en MOCpages Daimaeron ganara tanta popularidad. La verdad es que adoro el personaje, pero aún a día de hoy sigo pensando cómo mejorar el MOC xD

Lo de los infantes tenía parte de chiste random, sí. Es cierto que en Etheria hay infantes y que los padres los suelen llevar de viaje, pero no es que abunden precisamente. El complejo sistema de reproducción Etherian tiende a producir un notorio control de la población. Quizás desarrolle un día un tema con toda la información Etheriana, pero bueno...

Elnida, la mitad de la Física BIONICLE no tiene sentido. ¿Cómo eres capaz de crear materia de la nada como los Toa? xD


Chapter 3

- Estos viajes me resultan un asco. En serio. - Dijo Daimaeron, llevándose las manos a la espalda y arqueándose. - Bueno, bienvenido a casa, Vagabundo. ¿La echabas de menos?

- Sabes que no. - Dijo Surait, quitándose el sombrero y sacudiéndoselo. - ¿Hay que pagar todavía impuesto de viaje?

- Sí, pero puedes ahorrártelo con un poco de picardía… - Dijo Daimaeron, entrecerrando el ojo con diversión.

- Ni se te ocurra usar tus artimañas, Daimaeron. Sólo me faltaba que, despúes de años sin volver, tenga conflictos nada más llegar.

- Está bien… - Suspiró Daimaeron. - Pero yo no tengo para pagar el peaje, así que tú verás.

Surait entrecerró su ojo, fulminando al Retador con la mirada, y echó a andar. Habían aterrizado en una Placa de Conexión Energética, desde la cual los pocos Etherians que decidían salir del planeta podían aprovechar la energía que ésta canalizaba para escapar de la atracción del planeta. Sin embargo, había que pagar una tasa por su manutención, así como rellenar incontables cantidades de papeleo para el censo.Tras lo que Surait consideró una eternidad rellenando formularios y pagando tasas, los encargados les permitieron salir de la Placa con un seco y monótono ‘Bienvenidos a Etheria.’

- Acabo de llegar y ya me arrepiento de haber venido… Demasiados años viviendo por mi cuenta, sin estar atado a ninguna sociedad, me temo. - Refunfuñó Surait mientras caminaban hacia la capital, Nergetia. - Espero que sea importante de verdad…

- Sigo insistiendo en que podríamos haber acabado antes enseñando las Órdenes Reales, nos hubieran dejado pasar sin más… - Dijo Daimaeron, con los brazos cruzados por detrás de la cabeza.

Surait, que iba por delante, dejó de andar y lentamente giró la cabeza, mirando a Daimaeron con su único ojo muy abierto y de forma fulminante, mientras apretaba los puños.

- ¿Qué? ¿Qué pensaste cuando me referí a la picardía, que les retaría a dejarnos pasar? - Dijo. Pese a su falta de boca, la mirada que tenía entonces Daimaeron valía por cinco sonrisas. Con enérgicos pasos, como si hubiera cumplido un objetivo planeado, siguió andando mientras el Vagabundo seguí fulminándolo con la mirada.



Tras una larga caminata, llegaron a Nergetia, capital del planeta, en la que se situaba el Palacio de la Madre Energía. Aquel enorme palacio, de estructura extraña, recordaba a una fluctuante aurora. En él, en una de las cámaras más remotas y custodiadas, se situaba uno de los Siete Tesoros de Etheria, el llamado comúnmente el Cetro de Nergetia. Ese objeto, que por algún extraño motivo sólo reacciona ante la ‘sangre real’, protegía al planeta y le daba al palacio ese aspecto tan hermoso y extraño. Los dos Etherians se dirigieron directamente hacia allí, ignorando las miradas de reproche hacia Daimaeron o las de sorpresa hacia Surait.

Al llegar, Surait apartó mosqueado a Daimaeron y les mostró directamente la Orden Real a los guardias, sin decir nada más. Los guardias asintieron y le dejaron pasar sin problema, pero cuando Daimaeron hizo lo mismo, los guardias se lo pensaron un rato antes de dejarles pasar a regañadientes. Una vez dentro, avanzaron hacia la Sala Principal, que antecedía a la Sala del Trono, y uno de los guardias fue en busca del Consejero Real cuando le presentaron las Órdenes. Al rato, el guardia llegó escoltando a un Etherian totalmente negro, que hasta parecía absorber la luz de su entorno. Su pupila era lo único que no era de dicho color, siendo de un tono entre blanco y gris. Aparte de eso, y de la expresión de cansancio en su rostro, parecía normal y corriente, sin ningún rasgo destacable.

- Bienvenidos de vuelta, caballeros. Me place volver a veros… Al menos a uno de ustedes. - Dijo el Consejero Real, que miraba con cierto desprecio a Daimaeron.

- Yo también te echaba de menos, Neaboros. - Dijo con un deje de ironía el Retador.

- Saludos, Consejero. Aunque he de decir que no tenía especial gana de venir aquí, no puedo negar que me alegra volver a verte. - Respondió Surait, extendiéndole la mano. - ¿Qué tal van las cosas?

- Sincermante, Vagabundo, podrían ir mucho mejor. - Dijo Neaboros, estrechándole la mano a Surait. - Nos hallamos ante una situación de extrema emergencia, y ojala estuviese exagerando.

- Consejero, no tengo la más mínima intención de mostrar mi desgana, pero en serio, ¿qué clase de situación puede requerir de Daimaeron y de mí, considerados casi como parias en nuestra sociedad?

- En primer lugar, Vagabundo, no creo que nadie te considere un paria por tus actos, aunque pocos entiendan tu preferencia a estar fuera de nuestro planeta. En segundo lugar, nos hallamos ante un grave conflicto, que requiere a vuestras personas. - Neaboros dejó de hablar, y tras una breve pausa destinada a ganar fuerzas para hablar, continuó. - La Casa Real, si no todo el planeta, requiere de ustedes.

Neaboros avanzó hacia la puerta de la Sala del Trono y, con un movimiento de cabeza, indicó a los guardas que la abriesen. Hizo otro movimiento para indicar a los dos Etherians que le siguiesen.

- Observen por ustedes mismos.

Mientras los guardias cerraban la puerta una vez hubieran entrado todos, Surait y Daimaeron observaron una figura desplomada en el trono. La que antaño pareciese una figura con gran porte y un aura de simpatía y dulzura ahora yacía inerte sobre el trono, sin moverse. Grandes surcos la recorrían, como si estuviese agrietada, de la que escapaba una extraña energía de color rojo oscuro, casi negro. Su mirada estaba perdida hacia el infinito, y podían entreverse lágrimas cayendo de sus ojos. Parecía un cadáver que hubiera sido fallidamente resucitado por vías oscuras, y ahora estuviese ligado a un estado de permanente agonía.

- ¡Majestad! - Gritó Surait, aterrado.


avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3295
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Danknestl el Jue Mar 15, 2012 7:33 pm

o_O

La cosa está...rara....

Buen fic, sin más que decir.

P.D. "Como si fuera un cadaver que hubiese tratadio de ser resusutado varias veces por vías oscuras y que ahora estuviese ligado a un estado de eterna agonía" claro! como no es obio pensar eso con solo ver el cuerpo!XD
avatar
Danknestl
Glatorian Contratado
Glatorian Contratado

Mensajes : 1557
Fecha de inscripción : 21/10/2010
Localización : en una pixa

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Elnida el Mar Mar 27, 2012 2:59 pm

Pobrecillo el rey! T_T
Salvale Surait! Tu puedes! >o<
Un hurra por lo de las ordenes reales! xD
avatar
Elnida
Matoran
Matoran

Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 23/12/2010
Localización : Perdido en el inframundo

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Jue Mar 29, 2012 1:54 pm

La verdad es que, cuanto más escribo de esta parte, más... 'introductoria' me parece. No sé, de lo que llevo escrito, todavía no empecé con la acción... xD

Por cierto, Darkness, a ver si con esto sacas las respuestas que buscas. <3


Chapter 4

Surait hizo un amago de lanzarse hacia la Reina, pero Neaboros interpuso su brazo en su camino. Surait le dirigió una mirada de reproche, pero suspiró y trató de recuperar su compostura. En primer lugar, convendría mantener una distancia por si acaso. Y en segundo lugar, acercándose no lograría nada. Daimaeron, aunque trataba de mantener indeferencia, se notaba que no era capaz de quitarle importancia a lo que veía.

- Su Majastad la Tiara lleva así desde largo tiempo ya. - Dijo Neaboros apesadumbrado. - Los mejores médicos y científicos han asistido aquí, pero son incapaces de establecer un motivo para este estado.

- ¿Ni los mejores? - Surait se mostró sorprendido. - Desgraciadamente, entre nuestra gente no destaca la labor médica, dado que existen pocas enfermedades que puedan afectarnos, pero debería haber al menos un Etherian capaz de identificar lo que le ocurre a la Reina.

- Sí, ha habido uno. Ese Etherian ha requerido de varios días de estudio, aparte de lo que nos ha costado que viniera a examinarla. Ya sabe que si no se siente interesado, ya puede ser que le caiga el mundo encima, que no va a mover un dedo. - Suspiró Neaboros. - Sentrioth hubiera sido de mejor ayuda en este caso, pero está desaparecido desde hace años… Así que tuvimos que pedirle a Daimaeron que convenciera al Análisis…

- Convencer a ese científico pirado para que lo hiciera es como llenar de agua una botella sin agujeros. - Dijo Daimaeron. - Pero claro, para mí eso está chupado.

- Cierto que el Análisis es bastante peculiar, pero desde luego hace honor a su título. Tras la investigación, determinó que los resultados no eran concluyentes.

- ¿Veore no fue capaz a identificar algo? - Surait se sorprendió aún más. - ¡Es inverosímil! ¡Puede identificar cualquier cosa de este universo!

- Y eso fue lo que nos dio la solución. - Continuó Neaboros. - Veore dictaminó que lo que le afectaba a la Reina era algo que no pertenecía a este mundo ni a ningún otro de los aquí existentes, y que por ende no podía curarla. La desesperación se cernió sobre todos, hasta que Veore dejó caer la posibilidad de saber dónde hallar una cura. Mencionó un libro de la Biblioteca Real, donde se hablaba de un planeta extraño regido por leyes no pertenecientes a este universo… Madnesia.

- Oh, no. - Surait se llevó la mano a la cara. - Creo entender, pues, por qué se me ha convocado.

- No hay muchos otros motivos que os relacionen con ese planeta, creo yo. - Dijo Neaboros. - La situación es urgente. Su Majestad la Corona vio que la Tiara estaba empeorando, y renegó de esperar a que apareciera el libro. - Neaboros entrecerró el ojo y apoyó su mano en el hombro del Vagabundo. - Lleva ya más de tres meses desaparecido en Madnesia, Surait. Los registros revisados hace un par de semanas muestran que usted se llevó el libro hace ya mucho tiempo. Necesitamos que nos lo devuelva para recuperar al Rey Koraune, y encontrar la cura para la Reina Karauna.

- Pues tenemos un pequeño problema… - Surait suspiró. - Apenas cinco minutos antes de que llegara Daimaeron, tuve que prestarlo a un conocido que tenía que ir allí.

Neaboros le miró seriamente, pensando que era una broma, pero vio que el semblante del Vagabundo no cambiaba. Decía la verdad.

- ¿Me está diciendo que, de entre todos los momentos para prestar el libro, tuvo que darse justo cinco minutos antes de que fuera requerido? - Neaboros cambió su mirada a una incrédula, en la que se iba creciendo la angustia. - ¡Necesitamos ese libro, Surait! ¡Etheria está perdida sin él!

- Meh -Interrumpió Daimaeron. - Siempre tenemos la opción de una república.

Neaboros le fulminó con la mirada.

- ¡No es consciente de la gravedad de la situación! Etheria se mantiene como es ahora gracias al Cetro de Nergetia, que nos cedió la Gran Madre Energética cuando este planeta nació y que controla el flujo de energía del planeta. Sin ese cetro, el planeta no diferenciaría mucho más de una estrella violenta y descontrolada. - Neaboros trataba de controlar los nervios. - Sus Majestades aún no han engendrado descendientes, y por tanto, la Reina Karauna es la única Etherian actualmente que porta sangre real. ¡Si perdemos a la Tiara, el cetro dejará de ser activo y Etheria caerá!

Daimaeron no sabía cómo reaccionar ante la situación, y miraba confuso hacia los lados. Parecía tratar de sacar algún comentario ingenioso para quitar tensión al asunto, pero no fue capaz y se quedó en silencio. Neaboros recuperó la compostura.

- Surait, lo siento. - Dijo Neaboros. - Nos une un lazo de amistad, pero la situación es grave. Como responsable del libro, deberás recuperarlo. Si ya es demasiado tarde, deberás ir a Madnesia y, con los conocimientos que has adquirido, salvar a Sus Majestades. En caso contrario… - Neaboros entrecerró el ojo. - Se te condenará por traición a la casa real y al planeta. Serás ejecutado.

- Neaboros… De ser por mí, estaría esperando a mi muerte aquí tranquilamente. - Respondió el Vagabundo. - Es bastante preferible frente a lo que trae el libro del planeta.

Neaboros los miró fijamente. Pensaba en lo que le decía: Surait era conocido por su sabiduría. No habría amenaza que le convenciera de ir a Madnesia… Pero parecía que no había acabado de hablar.

- Sin embargo… - Continuó Surait. - Albergo esperanzas de salir de allí, Consejero. Para que ese libro llegase a la Biblioteca Real, alguien tuvo que traerlo desde el planeta, luego puede se puede salir de allí. También tengo en cuenta de que conozco a quien le presté el libro, y quiero creer que la fuerza para conquistar mil mundos es suficiente para huir de ese mundo. Pero, principalmente - Añadió el Etherian de la chistera. -, no pienso dejar que mi miedo y mi egoísmo perjudiquen a los míos. Además, Sus Majestades son viejos amigos, y les debo una de un tiempo pasado. - Surait cerró el ojo y buscó valor para decir las siguientes palabras. - Iré allí.

- Gracias, Surait. Etheria te lo agradece. Pero sobre todo, yo. No irás solo, con todo. Daimaeron te acompañará en el viaje.

- ¿QUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE? ¡Ni de bro… - Neaboros se giró hacia él. Surait no pudo verle la cara, pero agradeció no haberlo hecho viendo la que puso Daimaeron al verlo. - Vale, voy.

- El tiempo es oro. Trataremos de mantener estable a la Reina, pero no aguantará mucho más. Partid ya.

- Neaboros… - Surait le puso la mano en el hombro. - Por lo que trae ese libro… No albergues ninguna esperanza.

- Hablas con alguien que nunca las ha tenido, Vagabundo. - Respondió el Consejero.
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3295
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Danknestl el Jue Mar 29, 2012 2:40 pm

ñ_ñ

AWESOMENES!!!

Ahora entiendo más como se desarrollará este fic

P.D. Diamaeron es épico al nivel de Donna NobleXD (una tipa que viajaba con el doctor jú y que era bien epic win)

P.D.2. NO SE QUE TIENE QUE VER, PERO ME DA RISA COMO HABLA KINTORAX, SEÑOR!!!
avatar
Danknestl
Glatorian Contratado
Glatorian Contratado

Mensajes : 1557
Fecha de inscripción : 21/10/2010
Localización : en una pixa

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Elnida el Jue Mar 29, 2012 4:03 pm

Viaje a Madnesia!!!!! >o<
Este fic tiene pinta de ser muy bueno! ^^

P.D.: diras en el futuro quien fue el escritor del libro sobre Madnesia?
avatar
Elnida
Matoran
Matoran

Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 23/12/2010
Localización : Perdido en el inframundo

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Jue Abr 05, 2012 11:29 am

Lo diré, hijo mío, pero mucho más adelante. Claro, que siempre puedes preguntarme personalmente, pero atente a los spoilers xD

Kintorax... La verdad es que a mí no me gusta mucho lo de usar mayúsculas, pero cambiar su fuente o aumentar el tamaño de su letra tampoco... Imagina simplemente que habla con voz potente xD

Rayos, ya he llegado al último capítulo que tengo escrito. La semana que viene las pasaré canutas, ya lo estoy viendo.


Chapter 5

Un silencio infinito se extiende en el espacio. No existe medio para que el sonido se transmita, por lo que resulta imposible oír nunca nada. Los oídos no perciben nada y, ante la belleza del cosmos, se percibe una de las paces más tranquilas que nada pueda experimentar.

Mas Daimaeron y Surait pudieron oír el llanto más desgarrador que nadie pudiese imaginar.

Convertidos de nuevo en su forma energética, viajaban como haces de energía a través del cosmos. Hacía un rato que habían abandonado Etheria, dirigiéndose hacia el planeta maldito para rescatar a sus Majestades. Surait no sabía cómo iban a moverse por allí, según lo que había leído, pero si el Etherian que escribió el libro pudo hacerlo, esperaba que fuese por una cualidad de su especie. O desearían estar muertos.

El miedo se arraigaba en su corazón cada vez con más fuerza desde que habían avistado Madnesia, que viajaba errante, alejada del resto del Universo. Cuanto más se acercaban, con más fuerza podían oír un poderoso lamento. No era imaginario, no era transmitido de forma telepática. Lo estaban oyendo. ¿Cómo era posible? En su forma energética, podían percibir la energía de los cuerpos y moverse según quisieran evitarlos o embestirlos, pero no tenían masa. No podían oír, sentir o hablar. Pero además, en el espacio no podía transmitirse el sonido. Entonces, ¿cómo podían oír un lamento? Pese a todas estas preguntas, Surait sabía de quién procedía ese lamento. Procedía de ese planeta condenado, caído en desgracia, que lloraba su propia suerte. Mientras él y Daimaeron atravesaban la atmósfera del planeta, deseó, con todo su corazón, que su planeta natal jamás emitiese dicho llanto.

Mientras Surait pensaba sobre el llanto y Madnesia, los pensamientos de Daimaeron estaban perdidos por la tierra que acababan de abandonar. Jamás lo hubiera reconocido en público, pero tenía miedo de esta misión, y no precisamente por la locura del planeta. Su mente repetía una y otra vez lo ocurrido en el Palacio…

- Vagabundo, os recomiendo ir a hablar con Veore para que os dé los detalles acerca de Su Majestad la Tiara. - Había dicho Neaboros, una vez salieron de la Sala del Trono. - Aún se halla en palacio, estará por la Biblioteca. Mientras tanto, iré avisando a los operarios de las Placas para que os dejen pasar de forma inmediata. También os prepararé un vehículo, os esperará a la puerta. Os sugiero iros nada más tengáis la información. Os deseo suerte.

Tras una pequeña reverencia entre el Vagabundo y el Consejero, Neaboros se dio media vuelta y se dirigió hacia el mismo pasillo del que había aparecido la primera vez. Surait tomó el pasillo contrario, acompañado por Daimaeron, en dirección a la Biblioteca Real. Pero no disfrutó mucho de su compañía.

Se decía que el palacio, como todos, tenía un montón de pasadizos secretos empleados para la seguridad y los espías de los Reyes. Daimaeron comprobó ese día la teoría cuando, sin que se percatase, una de las estatuas decorativas del pasillo se desplazó levemente y una sombría garra le cogió por detrás, arrastrándolo al pasadizo secreto que ocultaba sin que nadie se diera cuenta. El pasillo estaba débilmente iluminado, pero Daimaeron no necesitaba luz para saber quién era su captor. Una garra tan fría y un aura tan oscura no se olvidan nunca.

- Ya decía yo que estabas muy tranquilo. - Dijo Daimaeron, intentando parecer calmado.

- Ya sabes, hay que mantener las apariencias. - Dijo Neaboros. - No conviene que conozcan una relación entre nosotros más allá de los conflictos que generas. Veo que te tomas el asunto con tranquilidad. ¿Piensas escaquearte?

- Aún no entiendo por qué tenemos que salvar a esos payasos. - Respondió Daimaeron. - Bien que yo sea un mestizo, y sea mitad Etherian, ¡pero nuestra especie ni siquiera es natal de aquí! ¿Por qué no aprovechamos ahora para irnos a otro lado?

- Eres demasiado idiota para entenderlo. -Respondió Neaboros. - Aquí estamos protegidos. Muchos de los nuestros han requerido de mucho tiempo para camuflarse entre los Etherian y llevar una vida normal, estableciendo lazos y conexiones diversas. Como tu padre.

- Oh, sí, mi padre. Seguro que te preocupa muchísimo. - Dijo Daimaeron, burlón. - A ti te preocupan tus queridos Reyes. Quién me iba a decir que ibas a volverte un patético lameculos.

Daimaeron lamentó en el momento haber dicho eso. Cuando se dio cuenta, estaba estampado contra la pared. Unas poderosas garras le sujetaban contra la pared, hundiéndose en su carne. Sentía el intenso dolor que le estaba inyectando. Trató de observar a Neaboros, pero el Etherian conocido como el Consejero ya no estaba allí. En su lugar había un ser dos veces más alto, con unas gigantescas alas esqueléticas, miembros más largos con garras afiladas y cuernos. Se había convertido en una oscuridad tan pura que apenas podía distinguir su contorno.

- Escúchame bien, maldito montón de escoria. - Respondió el monstruo en el que se había convertido Neaboros. - Sigo siendo tu amo y señor, y deberías agradecer el hecho de que no te haya matado aún. Este planeta y su raza es lo único que nos protege de los Angerians. El hecho de que no puedan manifestarse de otra forma que por la energía pura que los compone lo impide. Si este planeta se pierde, estaremos a su merced. Y créeme que si eso ocurre, separaré tu parte Etherian de tu parte Demorian y te usaré como cebo para que los demás puedan escapar. ¿He sido lo bastante claro, Daimaeron?

- S… Sí, señor. - Dijo Daimaeron, temblando.

Neaboros lo volvió a estampar nuevamente contra la pared.

- Eso espero. Quiero a sus Majestades de vuelta. Como me falles, no te molestes en huir. Será peor.

Tras decirle eso, lo arrojó contra la parte de atrás de la estatua, que bloqueaba la entrada y salida. Sin embargo, se abrió antes de que impactase, con lo que salió lanzado del pasadizo secreto y aterrizó en el suelo del pasillo de palacio. Mientras se levantaba dolorido, pudo ver la amenazante sombra del Príncipe Demorian mientras la estatua cerraba el acceso al pasillo…

Bofetada de Surait.

- ¡Ay! ¡Diosa! ¿Qué diantres te pasa? - Gritó Daimaeron.

- Estás ensimismado pensando en no sé qué, y no te enterabas de nada. - Suspiró Surait. Luego miró al frente y dijo: - Hemos llegado.


Última edición por Lianyu (Nagato Lover) el Sáb Abr 07, 2012 4:48 pm, editado 1 vez
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3295
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Elnida el Sáb Abr 07, 2012 12:07 pm

Neaboros se ha enfadado! Y tiene pinta de ser muy chungo! XD

Mitad Etherian!!!??? Y de donde es esa otra especia de la que son?
Quienes son los Angerians y los Demorian? o_O
avatar
Elnida
Matoran
Matoran

Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 23/12/2010
Localización : Perdido en el inframundo

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Degrek Phantoka el Jue Abr 12, 2012 3:40 pm

Elnida escribió:Neaboros se ha enfadado! Y tiene pinta de ser muy chungo! XD

Mitad Etherian!!!??? Y de donde es esa otra especia de la que son?
Quienes son los Angerians y los Demorian? o_O

Neaboros,por lo que pienso,debe ser un traidor

Yo también me lo pregunto,Elnida.Me dejas en ascuas,Lianyu. confused

Lianyu(Nagato Lover) escribió:
Elnida escribió:P.D.: diras en el futuro quien fue el escritor del libro sobre Madnesia?
Lo diré, hijo mío, pero mucho más adelante. Claro, que siempre puedes preguntarme personalmente, pero atente a los spoilers xD

Para mí, el P*** escritor del libro es Suire,en una época en la que estaba menos loco.

Y sobre el fic:me gusta más la parte de Dark Lianyu,pero ahora que los dos Etherians viajan a Valmai Magna,la cosa se pone interesante.

P.D:¿Podrías intentar construir a Neaboros?Y otra pregunta:para ,qué es un Self-Moc?(pon al lado la descripción "oficial",me gustaría compararlas).
(disculpen doble post)
avatar
Degrek Phantoka
Toa Legendario
Toa Legendario

Mensajes : 573
Fecha de inscripción : 15/02/2012
Localización : Spherus Magna...de otro universo

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Dom Abr 15, 2012 2:51 pm

No me he acordado de publicar esta semana, más que nada por falta de tiempo. Siento publicarlo en domingo =S

Acerca de los Angorians y Demorians, no profundizaré mucho, pero los Angorians son una especie de seres compuestos de Energía Pura, que llevan años enfrentados con los Demorians, compuestos de Energía Oscura (no la que desconocemos del espacio, me refiero a Oscuridad). El Cetro de Nergetia controla toda la energía del planeta, por tanto los Angerians no pueden entrar sin verse controlados; pero los Demorian pueden convertir su energía en masa (es decir, adaptar formas tangibles) así que muchos de ellos se esconden allí.

El escritor del libro no será revelado en este serial, si bien tengo definido el personaje. Y no es Suire, él no conocía Madnesia hasta que fue con Dark Lianyu. Es un Etherian, y hasta ahí voy a leer.

Y Neaboros está construido, pero tardaré en postearlo, me interesa primero mostrar todos los MOCs relacionados con Madnesia... Saldrá, en un inicio, en el MOC nº 26, el Etherian Set 2. Tengo cuatro preparados.
Y no conozco de una definición oficial, si bien se considera el self-MOC que representa a un usuario dentro de todos los que has construido o de una historia fijada. También está quien se construye a sí mismo dentro de sus posibilidades de piezas, y no a un Toa/Steltian/Matoran/Skakdi que los represente.


Chapter 5

- Oye, pues esto no está tan mal, ¿no crees? - Dijo Daimaeron, mirando al suelo. Sentía la suave hierba bajo sus pies, las flores, las raíces de los árboles. - Creo que sois un poco exageraditos con el tem… - Daimaeron puso cara de susto. - Oh Diosa.

- Santa Madre Energética… - Dijo Surait, asustado y asombrado al mismo tiempo.

Lo primero que les había llamado la atención nada más aterrizar era la tranquilidad de la zona. La hierba les acariciaba los pies, el aire era puro, su estado mental era estable (al menos tan estable como estaba al entrar). Fue al alzar la cabeza para observar a su alrededor cuando corroboraron que estaban en Madnesia: parecía una visión del mismo infierno. El cielo y la tierra estaban invertidos, y parecía que sobre sus cabezas se cerniera una gigantesca superficie roja, lisa e infinita. La hierba sobre la que estaban parecía estar flotando en el cielo, que más bien aparentaba ser un abismo infinito cuyas nubes eran almas de muertos en pena gritando de dolor. Lo que debía ser el equivalente a los ‘árboles’ que Surait y Daimaeron habían visto en sus viajes, y que ahora mismo les rodeaban, parecían grietas en que salían de aquella superficie roja y que se extendían hasta donde se perdía la vista, hacia el infinito del ‘cielo’. Era, en definitiva, un paisaje horrible, marcado por la falta de sentido y el dolor.

- Me pregunto cómo Neaboros iba a superar esto… - Susurró Daimaeron para sí.

- ¿Eh? - Dijo Surait, saliendo de su enmismamiento y mirando al medio Demorian.

- Nada, me deleitaba en la hermosura del paisaje. - Comentó sarcástico el Retador. - Bueno, y ahora, ¿qué?

- Pues… Lo cierto es que estaba pensando en por qué no nos afecta la Locura… Mira. - Dijo, señalando hacia arriba. No se habían fijado, pero parecía existir un campo energético en torno a ellos. - Puede que tengamos la capacidad de generar una protección natural contra ella… Quizás eso explicaría por qué el autor del libro pudo escribirlo… - Murmuró Surait.

Daimaeron se acercó al Vagabundo y le tomó del brazo. Acto seguido, tiró de él y le sacó el brazo a través del campo de fuerza. El brazo del Etherian comenzó a retorcerse de formas inimaginables mientras Surait gritaba de dolor. Daimaeron tiró de nuevo para meterlo dentro del campo. Surait se derrumbó en el suelo mientras se sujetaba el brazo.

- Me da que no. - Respondió Daimaeron, con una mueca de ‘sonrisa’. Miró a su alrededor. - Como has podido sentir, este campo es independiente de nosot…

No le dio tiempo a acabar la frase. Surait le había estampado la mano en la cara y le había empujado la cabeza fuera del campo. El cuerpo de Daimaeron se sacudía violentamente, intentando salir de allí. Surait tiró de él y lo metió de nuevo en el campo.

- A que no hace maldita gracia. - Se limitó a decir a Daimaeron mientras este se tocaba la cabeza y lo fulminaba con la mirada.
Los dos Etherian estuvieron en silencio un buen rato, odiándose entre ellos. Fue Surait quien rompió el hielo.

- Este campo tiene una forma muy rara. - Dijo. - Línea recta.

- Sí, la verdad es que no sé qué diantres pasa aquí, pero hemos tenido suerte de caer justo aquí. Comenzó a batir sus alas y se elevó hasta el límite del campo de fuerza, y miró hacia ambos lados de éste. Luego bajó de nuevo. - Hacia la derecha hay una torre muy rara. Hacia la izquierda, la profundidad de este bosque tan bonito. - Señaló hacia Surait. - ¿Vas a lanzar tu monedita a ver a dónde vamos?

La respuesta de Surait no llegó a ser pronunciada. Un espantoso y escalofriante chirrido venido de las profundidades del bosque ahogó todo sonido durante unos momentos, y los paralizó bajo una incómoda sensación de pánico. Cuando de nuevo reinó el silencio, Surait y Daimaeron se miraron.

- Eso ha venido de la izquierda. - Dijo Surait.

- ¿Por la derecha, entonces? - Dijo Daimaeron.

Surait miró hacia la izquierda, como pensándose la respuesta. No tenían ninguna garantía de que a la derecha encontrasen algo mejor que lo que les esperaba a la izquierda… Entonces se dio cuenta de una cosa.

El campo de fuerza estaba desapareciendo desde la zona de donde vino el grito.

- Creo que no tenemos otra opción. - Dijo Surait señalando hacia la zona donde el campo se desvanecía.

- ¡SÁLVESE QUIEN PUEDA! - Gritó Daimaeron echando a correr.

Surait no tardó en seguirlo, y pronto los dos Etherian estaban corriendo a la máxima velocidad a la que sus piernas les permitían, intentando que el campo no terminase de desmoronarse encima de ellos. Sus bruscos movimientos, así como las fluctuaciones del campo desvaneciéndose, no pasaron desapercibidos. Surait, en uno de los momentos en los que miraba hacia atrás, vio como a ambos lados un grupo de criaturas saltaba entre los ‘árboles’, manteniendo la distancia a la espera de poder atraparlos. Surait los observó curioso. Sólo tenían piernas y cola, y un largo cuello unía su cabeza con su torso. Totalmente oscuros, apenas se diferenciaban de aquellas grietas que eran la ‘flora’ de ese planeta.

Uno de ellos, mientras saltaba de rama en rama, dejó al descubierto una gigantesca boca en su pecho que a Surait le dio algo parecido a las arcadas. Entonces la criatura se lanzó contra él. Surait saltó para esquivarla y la criatura se dio de bruces contra el suelo, rodando. Entonces Surait se dio cuenta de que al atravesar el campo había cambiado por completo: mientras la criatura se levantaba, aturdida por el golpe, vio que era adorable, parecida a un cruce entre canguro y gato. Observaba lo que pasaba con unos enormes ojazos. Entonces el campo se desmoronó encima de ella. Aún de lejos, Surait pudo observar el horror al transformarse de nuevo aquella cosa tan adorable en la horripilante criatura que les había atacado, y verla ‘caer’ hacia el ‘cielo’.

Surait sacudió su cabeza para alejar de ella esos pensamientos y se dio cuenta de que se había ralentizado. Daimaeron iba muy por delante de él, llegando ya a la torre, y el campo estaba a punto de desmoronarse sobre él.
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3295
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Elnida el Dom Abr 15, 2012 3:58 pm

Otros que tuvieron suerte con el campo protector de Suire xD
Que cabrones son los dos xD
Pobrecita cosa adorable, que pena me da =S

P.D: este no se supone que debiera haberse denominado como el Chapter 6?
avatar
Elnida
Matoran
Matoran

Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 23/12/2010
Localización : Perdido en el inframundo

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Jue Abr 19, 2012 12:51 pm

Elnida escribió:Otros que tuvieron suerte con el campo protector de Suire xD
Que cabrones son los dos xD
Pobrecita cosa adorable, que pena me da =S

P.D: este no se supone que debiera haberse denominado como el Chapter 6?

De no ser por tí, me cargo toda la estructura del serial, tenía dos capítulos 5. Muchas gracias, me acabas de salvar xD

La tengo construida, para la semana que viene quiero ver si puedo sacar unas fotos de todos los bichos que construí de Madnesia.


Chapter 7

- De nada.

Daimaeron miraba a Surait, desplomado en el suelo. Parecía incapaz de moverse debido al cansancio, y estaba recuperando fuerzas. Tras un rato de silencio, Daimaeron interrumpió el silencio del edificio para pronunciar esas palabras. Hubo otro rato de silencio hasta que Surait le respondió.

- Has hecho explotar la atmósfera… ¡DETRÁS DE MÍ! - Gritó Surait.

- ¡Para darte ese pequeño empujoncito extra que necesitabas! - Dijo Daimaeron divertido. - ¡Si llegaste justo a tiempo gracias a eso!

- Me. Disparaste. Contra. La. Puerta. De. La. Torre. - Respondió el Vagabundo, sentado mientras se levantaba. - ¡Y se te ocurre abrirla DESPUÉS!

- Es que o lo hago rápido o lo hago bien. - Le respondió Daimaeron, cruzando sus gigantescos brazos detrás de la cabeza. - El caso es quejarse.

- Pffffffffff… Creo que si te dejo aquí, el que va a sufrir más, es el planeta… - Resopló Surait, poniéndose en pie. - Vámonos, anda, hay que encontrar a Su Majestad.

Surait y Daimaeron comenzaron a andar por un vestíbulo muy simple. Sus paredes eran lisas, sin decoraciones, y sólo avanzaba en línea recta. Surait vio en algunos sitios restos de un extraño musgo fluorescente, pero no le dio importancia.

Cuando pasó un largo rato de caminata por el monótono pasillo, Daimaeron comenzó a sulfurarse.

- Maldita sea, la torre no tenía tanto diámetro. ¿Cómo demonios seguimos caminando en línea recta?

- ¿Intentas encontrar la lógica a este planeta todavía? - Suspiró Surait burlón. - Sigue avanzando, and… - Surait se quedó paralizado.
- ¿Vagabundo? - Dijo Daimaeron, dejando a un lado su pataleta y mirando hacia su compañero.- ¿Qué te pasa?

- Ese pedazo de musgo… Hemos pasado por aquí antes. - Dijo. - Mira, tiene la marca de mi dedo, de cuando lo toqué para verlo mejor.

- No fastidies. - Dijo Daimaeron, apartando a Surait para mirar él. - Oh, Diosa. ¡Estamos condenados! ¡Vamos a morir de la forma más horrible, de aburrimiento! - Gritaba dramático el Retador. - ¡Como si no bastara con tener que recorrer un camino eterno, encima con este Etherian tan sosai…! -Decía mientras giraba en un movimiento dramático. Paró de girar a la media vuelta. - Oh, pues a lo mejor tengo suerte y me va a matar ese pintoresco personaje.

- ¿Qué ibas a decir de mí? - Respondió Surait mientras se giraba hacia la dirección donde miraba el Retador. - ¿Y de qué demonios hab…? - Se interrumpió a la mitad. - ¿Un… Payaso?

Frente a la pared contraria en la que estaba el musgo, había un payaso amarillo, sentado en pose de pensador. Estaba sentado sobre un objeto muy parecido al sello de Nerien, pero mucho más pequeño, blanco y amarillo. Los estaba mirando. Los Etherian y el payaso estuvieron intercambiando miradas durante un incómodo y largo momento, hasta que el payaso se irguió sobre el ‘sello’ sobre el que se sentaba y comenzó a aplaudir energéticamente.

- Esto… - Dijo Daimaeron, con expresión de extrañeza. - Quién es este tío.

Como si realizara una pantomima, el payaso dejó de aplaudir y miró a los lados. Luego se llevó la mano a la cara, señalándose con el dedo, como si preguntara si se refería a él. Daimaeron asintió lentamente. El payaso extendió su palma, como si pidiera que esperasen; sacó de la nada varias bolas de un intenso azul oscuro y comenzó a girarlas haciendo malabares a gran velocidad. Los Etherian no podían dejar de mirar, hasta que perdieron la noción del tiempo y el espacio.

De golpe y porrazo, las esferas desaparecieron, y los Etherian sacudieron su cabeza intentando volver a la realidad. Vieron que ya no había payaso, ni pasillo, ni nada. Estaban en un lugar completamente vacío.

- Surait y Daimaeron. - Dijo una voz sin emoción alguna, que venía de todas y ninguna parte. - Nacidos en el planeta conocido como Etheria, cuadrante A-00000-0000-A02356, dimensión creada en el 62828172384496 orden, con una diferencia temporal de 38 años en la escala de vuestro planeta natal. Bienvenidos.

La voz no sonó nada cordial, si bien tampoco sonó despreciable.

- ¿Quién sois, señor? - Preguntó nervioso Surait. Pese a la falta de emociones, incluso de tono, de la voz de aquel ser, notaba que tenía un poder infinitamente superior. - Me resultáis familiar…

- Un mero espectador de esta tragicomedia que llamáis vida. - Respondió. - Tuvimos un encuentro hace un tiempo ya, pero la capacidad de gestión y almacenamiento de la información de las especies de este mundo es limitada. Mi nombre es Yukien. Normalmente no debiera dirigirme a los actores, pero esta vez hay cosas más importantes. - Hubo un rato de silencio. - Los rumores de este planeta en los cuadrantes próximos a él son notorios. Muchos detalles son incorrectos, si bien el mensaje principal de evitar pisarlo es claro en todas las versiones.

- Verá usted. - Dijo Daimaeron, en un tono que iba entre el respeto y la burla. - El caso es que hemos venido a buscar al idiota de nuestro Rey, que se ha metido aquí de cabeza a por una cura para la Locura de su amada.

- Lástima. - Respondió la voz. Evidentemente, no le importaba nada, había usado ese término como mera respuesta. - Soy consciente de la enfermedad de la Reina Karauna. No es algo que me preocupe. Su Locura no se extenderá tras su muerte, no me supone un problema. En lo que al Rey concierne… No me conviene que sea carcomido por la Locura. Su Armadura Real podría serme problemática en manos de ella.

Salido de la nada, un sello como el de Nerien apareció, salvo que este era blanco y negro, y mucho más grande.

- Podéis llevároslo. - Dijo Yukien. - A cambio de un favor.

- ¿Cuál? - Preguntó Surait.

- En el bosque hay otro ser… Indeseado por aquí. - Respondió. - Lleváoslo con vosotros. Sólo eso.

- Hecho. - Dijo Daimaeron.

Como si esas palabras fueran el código preciso, el orbe comenzó a abrirse, hasta que mostró en su interior la poderosa corona que protegía el planeta natal de los Etherian desde hacía milenios. Pese a su estado de inconsciencia, seguía emitiendo esa aura de bondad y fuerza que le caracterizaba. Su Majestad Koraune.

- Pero, míster, usted me disculpe… ¿Cómo salimos de aquí?

- Tengo entendido - Claramente, Yukien lo sabía de sobra. -, que tu compañero le prestó un orbe como éste a un conflictivo amigo suyo. Podéis usarlo. - Surait abrió su ojo de par en par. Yukien pareció leer la mente del Vagabundo. - No te preocupes, Surait.

No va a volver a necesitarlo.
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3295
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Elnida el Jue Abr 19, 2012 2:06 pm

Los payasos si que son autenticos maestros! Los adoro! >o<

Me encanto esta parte del serial:
- ¿Quién sois, señor? - Preguntó nervioso Surait.
- Un mero espectador de esta tragicomedia que llamáis vida.

Que les haras a nuestros valientes antiheroes!? Malvado! >-<
avatar
Elnida
Matoran
Matoran

Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 23/12/2010
Localización : Perdido en el inframundo

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Danknestl el Vie Abr 20, 2012 9:08 pm

AWESOMENESSS!!

Me lei ahora los 2 ultimos caps, se pone interesante, el yukien me intriga ¿se supone que ellos también lo ven casi igual que lianyu? ¿y por qué no lo notan?
avatar
Danknestl
Glatorian Contratado
Glatorian Contratado

Mensajes : 1557
Fecha de inscripción : 21/10/2010
Localización : en una pixa

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Jue Abr 26, 2012 2:38 pm

No. Yukien no tiene cuerpo, pero puede proyectar imágenes para 'representarse'. Como no tiene imaginación, copia la de cualquiera, cambiando el esquema de colores para que no se confunda con el original. En este caso, Yukien no proyectó ninguna imagen.


Chapter 8

- Hmm… Mi cabeza…

Daimaeron y Surait sostenían a Su Majestad por sus brazos, enganchados alrededor de sus respectivos cuellos, cuando éste comenzó a recuperar la consciencia. El payaso que los había llevado ante Yukien había reaparecido al culminar la charla con el Observador y los había devuelto al vestíbulo de la torre. Luego se había limitado a aplaudirles con energía, como aprobando su decisión, y les había hecho una reverencia para indicarles la salida antes de desvanecerse por completo. El sello de Yukien se había abierto entonces, y la Corona, inconsciente, se hubiera desplomado en el suelo de no haberlo cogido los dos Etherians. Ahora parecía estar despertándose.

- ¡Majestad! - Dijo Surait. -¿Os encontráis bien?

- Mmm… Qué… ¿Surait? - Le respondió Koraune, aún confundido. - ¿Qué hacéis aquí, Vagabundo?

- Vinimos a rescatarle, Majestad. Venga, tenemos que salir de aquí. - Dijo Surait, haciéndole una señal con la cabeza a Daimaeron para que echaran a andar.

Los dos Etherians cargaron con el confundido Rey hasta la puerta, que se abrió justo cuando se pusieron delante de ella. Surait vio que el campo de protección había sido restablecido, y el sendero por el que habían venido ya estaba accesible de nuevo.

Fue entonces cuando el Rey recordó para qué había venido.
- ¡Alto ahí! - Dijo, soltándose con facilidad de los dos Etherian pese a la fuerza que ejercían éstos. - Yo no me voy. Aún no he encontrado una cura para Karauna.

- Majestad, tenemos que salir de aquí… Entiéndalo, ahora es la única oportunidad que tenemos para salir de aquí… - Le dijo Surait. - Podremos encontrar una cura en otro lugar…

- ¡NO! - Dijo Koraune. - ¡No hay tiempo, maldita sea! ¡Pienso encontrar esa cura aunque sea lo último que haga! - Dicho esto, dio media vuelta y se dispuso a entrar de nuevo en la torre.

- ¡Venga, Majestad, no dé por el saco! - Dijo Daimaeron con muy poco respeto. El Rey se detuvo. - ¡Nos están dando una salida en bandeja, y no la voy a tirar por una cura que no hay quien carajo encuentre! - El Rey estuvo en silencio unos momentos, pero luego siguió andando. El Retador le hizo un gesto de desprecio y se dio media vuelta. - Que le den a Neaboros. Me largo.

Surait, en medio de dos fuegos, miró alternativamente a Daimaeron y a Koraune. Al final, suspiró y optó por lo más sensato. Siguió a Daimaeron.

Los dos Etherian caminaron por el sendero en incómodo silencio. Durante un buen rato, ninguno dijo media palabra, manteniendo para sí sus pensamientos acerca de la situación. Hasta que Daimaeron rompió el hielo.

- ¡¡¡ESE MONARCA HIJO DE SU P… !!!

La maldición de Daimaeron fue interrumpida cuando un gigantesco monstruo alado salió de entre los árboles chillando como un descosido. Los Etherian reconocieron el grito: era el que se había escuchado antes de que el campo cayera. Increíblemente, y pese a estar atravesando el campo de protección, a la gigantesca criatura no le afectaba. Parecía que tuviera su propia ‘protección’ contra el campo. El monstruo ni se fijó en ellos, por su forma tan extraña de mantenerse en el aire, parecía que trataba de librarse de algo. Fue entonces cuando Surait vio a un guerrero encaramado a él, agarrado del cuello del monstruo, golpearle su único ojo con una de sus grandes manos de cristal.

Durante un breve instante, el ojo del Vagabundo y el del guerrero se cruzaron. Ambos mostraron sorpresa, pero no pudieron decirse nada, porque el monstruo, siguiendo con sus intentos de quitarse de encima esa irritante molestia, continuó sin detenerse y se internó de nuevo en el bosque.

- Esto… - Dijo Daimaeron, petrificado en el sitio. - Qué acaba de pasar.

- No tengo ni idea… Pero el que estaba peleando contra esa cosa… Juraría que le conozco….

Surait no tuvo tiempo para pensar, porque las sorpresas no terminaban. De donde habían salido los dos combatientes apareció una bandada de pájaros blancos, como si fueran un enjambre, siguiendo la estela de la pelea. Los Etherian de nuevo quedaron paralizados por la sorpresa, con lo cual no reaccionaron a tiempo cuando vieron que otra parte de la bandada salía justo a su lado, dispuestos a no apartarse para seguir al jefe de las aves…

Lo siguiente que vieron los Etherian fueron los pájaros irse del todo, tumbados boca abajo. Alzaron la mirada y vieron a Koraune, mirándoles desde arriba.

- Casi se os llevan por delante. - Dijo. - Debéis tener cuidado. El mero contacto de un Kiryoki induce a la Locura.

- Mu… Muchas gracias, Majestad.

- Creí que os ibais a salvar a vuestra princesa derrotando a una tortuga gigante. - Dijo Daimaeron, sarcástico.
- Tengo el deber de cuidar de mi pueblo. - Respondió Koraune. - Os acompañaré hasta la ‘salida’ para garantizar que estéis bien, y luego retomaré mi búsqueda.

- Como le dé la real gana. - Respondió Daimaeron, levantándose.

- Exacto. - Dijo Koraune, mostrando una mirada complaciente, como si sonriera.

Fue entonces cuando se apareció la siguiente sorpresa de entre los árboles. El guerrero que antes estaba peleando con el monstruo salió de un salto de entre ellos y se plantó ante los Etherian.

- ¿¡Qué demonios hacéis vosotros aquí!? - Les gritó.

- No os atreváis a alzarme la voz. - Respondió Koraune, serio. - Mostrad un poco de respeto al Rey de Etheria e identificaos.

- Aquí el respeto no existe, Etherian. Sólo el miedo. - Dijo el guerrero. Luego se dirigió al Vagabundo. - Surait, sabes qué acontece en este planeta. Es increíble que sigáis sanos y salvos todavía. ¡Debéis marcharos ya!

- ¿Cómo sabéis mi nombre, portentoso guerrero? - Preguntó Surait, extrañado. Fue entonces cuando cayó en la cuenta. El pañuelo amarillo. El único ojo, de un azul intenso. Las manos de cristal. Aquel cetro que portaba a la espalda… - ¿¡Suire!?

- No exactamente. - Respondió. - No hay tiempo para explicaciones, ¡ahora debéis daros prisa, antes de que el Kiryoki Saita vuel…!

Un desgarrador chillido se extendió por el aire. Los Etherian miraron hacia atrás, en dirección a la torre, para ver como el campo protector estaba siendo arrollado por una gigantesca ave que lo estaba arrasando todo a su paso mientras se dirigía contra ellos.
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3295
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Degrek Phantoka el Jue Abr 26, 2012 3:07 pm

Wow.Suire hablando.O_0

A propósito,¡comentáme en el fic de Zakaz!Sé el primero y gana un IPhone xD!Y en Bionicle Chronicles,que ya une "La Rebelión de Zakaz"con "La Odisea de los Toa".
Y muy buen capítulo.

P.S:¡Idea épica!¡¡¡¡Enfrentar al Kiryoki Saita con el Blood Skull Dragon!!!!
avatar
Degrek Phantoka
Toa Legendario
Toa Legendario

Mensajes : 573
Fecha de inscripción : 15/02/2012
Localización : Spherus Magna...de otro universo

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Jue Abr 26, 2012 3:24 pm

Degrek Phantoka escribió:Wow.Suire hablando.O_0

A propósito,¡comentáme en el fic de Zakaz!Sé el primero y gana un IPhone xD!Y en Bionicle Chronicles,que ya une "La Rebelión de Zakaz"con "La Odisea de los Toa".
Y muy buen capítulo.

P.S:¡Idea épica!¡¡¡¡Enfrentar al Kiryoki Saita con el Blood Skull Dragon!!!!

Si puedo, este finde os comento a tí y a Darkness. No hace falta que me lo digáis, me gustan vuestros seriales, simplemente, ESTOY EN LA UNIVERSIDAD. Te cagas de la cantidad de trabajo que hay.

El Saita puede matarlo casi al instante. Nadie en Madnesia puede enfrentarle... Salvo los Maestros, que pueden llegar a igualarlo, y Yukien.
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3295
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Danknestl el Jue Abr 26, 2012 5:30 pm

OMFG!!!!

buen cap, sin mucho que decir.

P.D. Salvar a la princesa derrotando una tortuga giganteXDD cof cof mario cof cof
avatar
Danknestl
Glatorian Contratado
Glatorian Contratado

Mensajes : 1557
Fecha de inscripción : 21/10/2010
Localización : en una pixa

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Degrek Phantoka el Vie Abr 27, 2012 1:02 pm

Lianyu (Nagato Lover) escribió:
Degrek Phantoka escribió:Wow.Suire hablando.O_0

A propósito,¡comentáme en el fic de Zakaz!Sé el primero y gana un IPhone xD!Y en Bionicle Chronicles,que ya une "La Rebelión de Zakaz"con "La Odisea de los Toa".
Y muy buen capítulo.

P.S:¡Idea épica!¡¡¡¡Enfrentar al Kiryoki Saita con el Blood Skull Dragon!!!!

Si puedo, este finde os comento a tí y a Darkness. No hace falta que me lo digáis, me gustan vuestros seriales, simplemente, ESTOY EN LA UNIVERSIDAD. Te cagas de la cantidad de trabajo que hay.

El Saita puede matarlo casi al instante. Nadie en Madnesia puede enfrentarle... Salvo los Maestros, que pueden llegar a igualarlo, y Yukien.

Ah,sí.A veces me olvido de eso Sad

Wow...Saita superpoderoso(¿qué demonios quiere decir Saita?).Y entonces,¿qué pinta el Dragón aquí?Se lo robas a Shadowgear xD,y al final,no hace un carajo.Solo lo están "testeando"para encontrar una supuesta cura a la Locura...

Y,lo siento,pero hoy publico otro cap,me veré obligado a hacer doble-post.Qué se le va a hacer,una rutina es una rutina.Y coméntame primero en el de Zakaz,ya me hace daño a la vista verlo tan...vacío.
avatar
Degrek Phantoka
Toa Legendario
Toa Legendario

Mensajes : 573
Fecha de inscripción : 15/02/2012
Localización : Spherus Magna...de otro universo

Volver arriba Ir abajo

Re: Unknown Knowledge

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.