Down Of The Sorrowful Wish

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Down Of The Sorrowful Wish

Mensaje por Elnida el Sáb Sep 17, 2011 11:57 am

Dad vuestro mejor esfuerzo!!! Vosotros podeis!!! Usad el poder de la esperanza y podreis vencer y acabar con el destino!!

Sycarax no vencera!!! >o<
avatar
Elnida
Matoran
Matoran

Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 23/12/2010
Localización : Perdido en el inframundo

Volver arriba Ir abajo

Re: Down Of The Sorrowful Wish

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Dom Sep 18, 2011 6:28 am

Vale... Eso ha sido un comentario muy raro. xD

Este Fanfic está llegando a su final!!


Chapter 23 -Sacrifice-

Lianyu, Kahua, Elnida y los demás presentes cercanos se acercaron corriendo a donde Sellur estaba. Se había dejado caer de rodillas ante su compañero y trataba de ayudarlo a levantarse, pero no pudo llegar a tocarlo. Su armadura se retorcía, su energía se liberaba, él mismo se desvanecía y desintegraba poco a poco. Fue entonces cuando Lianyu reconoció la similitud de lo que ocurría con el ladrón amarillo.

- Melua… - Dijo. Alzó la mirada y entre las sombras de la noche pudo distinguir una en particular. La del deseo más oscuro.

Nerien.

- ¡‘DUST’! ¿¡QUÉ HAS HECHO!? - Gritaba Sellur desesperado. - ¡SABES QUE EL DESEO DE ANULAR OTRO DESEO NO SE HACE REALIDAD! ¡IDIOTA! ¿¡POR QUÉ LO HAS HECHO!?

Fue entonces cuando, en mitad del silencio del desierto, interrumpido sólo por los avances de NeoSycarax, los nulos intentos por frenarlo y el llanto de Sellur, resonó la más bella voz jamás escuchada. Una voz masculina, melodiosa, digna de un dios. Una voz que calmó instantáneamente todos los corazones agobiados, al mismo tiempo que los llenó de tristeza y melancolía. Una voz que sólo pronunció tres palabras.

- Gracias por todo. - Dijo ‘Dust’ antes de desaparecer convirtiéndose en una energía que voló contra Nerien, que la absorbió tranquilamente.

Sellur no se movió, paralizado por la sorpresa y la tristeza. Por primera vez, su compañero había hablado, y ahora lloraba la pérdida de aquella hermosa voz que jamás volvería a oír. Se dio cuenta de que sostenía una pequeña chapa en las manos. Tenía una cadena muy vieja, y Sellur vio que la había dejado ‘Dust’.

Traía, escrito en Matoran: Daure.

Sellur se apretó el colgante contra el pecho. ‘Su verdadero nombre…’ pensó. Pero sus pensamientos fueron interrumpidos por un súbito aumento de la oscuridad. Sellur levantó la cabeza y miró hacia donde todos miraban. El aumento de la oscuridad era obra de Nerien, que había convertido sus pequeñas alas en dos gigantescos mantos de kilómetros de longitud. Y, antes de que nadie pudiera decir nada, los batió, levantando una breve tormenta de arena. Para cuando se despejó, Nerien no era más que un punto en el cielo, oculto en un mar de estrellas.

Elnida se colocó delante del arrodillado Sellur.

- Sé lo que duele perder compañeros. - Dijo. - Y existen dos opciones entonces. Llorar y detener tu avance en el mundo… - Le tendió la mano. - O avanzar lo que él no pudo.

Sellur se le quedó mirando. Largo rato, en silencio. Luego se colocó el collar en el cuello y le cogió la mano para levantarse. Miró a cada uno de los presentes, que le sonrieron y le hicieron gestos para intentar subirle la moral. Luego miró a Elnida, que mostraba decisión y firmeza en su mirada, y una sonrisa en el rostro. Y se volvió hacia el imparable robot que estaba a punto de alcanzar la ciudad.

- Todo esto ha sido por su culpa. Es hora de atar los cabos sueltos... Y convertirlos en la soga de la justicia.

- ¡Vamos! - Gritó Lianyu, y todos salieron corriendo contra NeoSycarax.



Ackar, Jaller y Tahu combinaban su fuerza para disparar una fina columna de fuego concentrado, como si fuese un láser, contra el escudo que generaba el robot. Su éxito era notable, estaban consiguiendo destruir el escudo creando un pequeño agujero en él. Sin embargo, no llegó a más, puesto que NeoSycarax era consciente de la situación: activó un cañón lateral y disparó contra los dos Toa y el Glatorian, que volaron por los aires y cayeron inertes en el suelo. Acto seguido, Neo Sycarax colocó su brazo formando un arco, y millardos de compuertas se fueron abriendo, con pequeños misiles en cada una. Barrió con el brazo mientras soltaba los misiles, que aterrizaron en un radio de varias hectáreas, limpiando de ‘molestias’ su entorno.

Lianyu y los demás llegaron a la altura de sus compañeros para encontrarlos inconscientes, heridos o muertos. Los pocos que no habían sido alcanzados trataban de reagruparse y volver a la ciudad con el resto para poder organizarse en una mejor, o al menos algo más útil, defensa. Lianyu envió a Kahua a buscar Gali, Kiina y Hahli; a Elnida a por Ackar y Gresh, y a Suire a freír espárragos, puesto que corría a cuatro patas ladrando y alternando su sentido de carrera entre ir a por NeoSycarax o a escuchar a Lianyu. El Toa de la Flora fue a buscar a Tahu y Onua. Sellur trataba de comprobar quiénes estaban muertos y quiénes inconscientes, y de reanimar y levantar a los segundos.

Al poco rato se reunieron todos los que pudieron levantarse, y Sellur tomó la palabra. La sugerencia era buena y quizás la única útil por los resultados, tratar de combinar los ataques en uno solo para intentar derribar al monstruo. Era la idea de muchos, pero fue el ladrón negro quien mejor la explicó.

Ackar miró a NeoSycarax llegando a las murallas de la ciudad, en cuyo interior reposaba la Máscara del Tiempo. Deseó con toda su alma que pudieran detenerlo antes de que fuera tarde, pero algo le decía que el futuro ya estaba perdido.
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3302
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Down Of The Sorrowful Wish

Mensaje por Danknestl el Dom Sep 18, 2011 2:13 pm

....pues bien, y con todo respeto hacia tu estilo (y creo que tambien el estilo original de bionicle).........

- Sé lo que duele perder compañeros. - Dijo. - Y existen dos opciones entonces. Llorar y detener tu avance en el mundo… - Le tendió la mano. - O avanzar lo que él no pudo.

-_-

-_-

Jeje, sin ofender se me hace cursiXD pero bueno....es tu estilo (¿o sera que mi estilo de fic es absurdamente emo y sarcastico?XD)

En fin, va bien, pero algo esteriotipado Razz pero en si va bien
avatar
Danknestl
Glatorian Contratado
Glatorian Contratado

Mensajes : 1559
Fecha de inscripción : 21/10/2010
Localización : en una pixa

Volver arriba Ir abajo

Re: Down Of The Sorrowful Wish

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Sáb Sep 24, 2011 4:04 pm

Intenté que sonara como una mezcla entre lo cursi y lacrimógeno de las escenas de esperanza de las pelis y lo duro y seco del caracter de Elnida, no sé si lo conseguí...


Chapter 24 -Confrontation-

Un pequeño Scarabax avanzaba por la arena del desierto en la noche. Como los demás miembros de su colonia, buscaba entre las rocas y dunas alguna fuente de alimento. Sin embargo, sus pequeños ojos se vieron atraídos por un festival de luces que se veía en el horizonte. Una bola verde en la lejanía, entre las estructuras donde vivían aquellos seres bípedos que tanto los habían despreciado, que estaba rodeada de chiribitas de muchos colores: verde, azul, amarillo, rojo, blanco… El silbido de uno de sus compañeros, alertando sobre una fuente de alimento encontrada, le bajó de su ensoñación y le hizo dar media vuelta contento por el festín. Uno grande, bajo capas de ese metal con el que los bípedos se cubrían. Y por lo visto había más diseminados por la arena. Tendrían para varias noches.



Lianyu y Elnida aguardaban delante de NeoSycarax, que ya se hallaba en la ciudad. Esperaban a que todos los demás hubiesen evacuado la zona, preparándose para la primera parte del plan. Necesitaban mantener al robot ocupado para que no pudiese defenderse cuando su escudo cayese. Sus manos estaban entrelazadas y ellos tenían los ojos cerrados, concentrándose. Habían hecho aquel ataque ya en el pasado, pero necesitarían de todo su poder para que fuese efectivo contra aquel robot.

- ¡Civiles evacuados! ¡Estamos listos! - Oyeron Lianyu y Elnida decir a Ackar a través del intercomunicador de la máscara.

Los dos Toa Nui no esperaron más. Extendieron sus dos manos libres hacia el robot y liberaron su energía elemental combinada para crear una gigantesca planta carnívora de Protoacero. La planta creció hasta alcanzar dos veces el tamaño de NeoSycarax, y luego descendió su gigantesca cabeza hacia él para tratar de devorarlo. La respuesta del robot no se hizo esperar: alteró su patrón de reacción hasta entonces y se movió, flexionando las piernas y extendiendo los brazos. Y cuando la planta lo alcanzó, él bloqueó el ataque, aguantando el impacto y sosteniendo las fauces de la planta con sus manos para evitar que se cerrasen en torno a él.

Y mientras Lianyu y Elnida se esforzaban en mantener a la planta insistiendo en su ataque, los demás Toa y Glatorian con poderes elementales atacaron todos a una en un punto del escudo. Subidos en los tejados, apuntaron con sus armas canalizadoras y enviaron su poder elemental contra el escudo Hau que generaba NeoSycarax. El escudo se resistió, pero debido a la combinación elemental y a que la atención de la I.A. se centraba en el ataque de los Toa Nui, terminó cediendo en ese punto y abriendo un agujero. Entonces los que esperaban su turno se movilizaron, y trataron de pasar todos al otro lado del escudo. Pero nada más. Tratar de hacerlo. Porque hubo una cuestión que no abordaron: Kintorax y Sytrix. Cuando vieron el plan tramado, y que estaba resultando, no dudaron en moverse: Kintorax le machacó la cabeza al Glatorian en cabeza y se lanzó contra todo el cuerpo de guerreros. Sytrix inició una masacre con su arma, y los que debían penetrar el escudo se centraron en intentar sobrevivir. Los que usaban su energía elemental rompieron su combo ante la situación y corrieron a ayudara sus amigos, por lo que el escudo comenzó a restaurarse.

Pero Sellur, corrompido por la furia de la muerte de su amigo, ignoró a los heridos, a los que los ayudaban, a Kintorax y Sytrix, a los Toa Nui. No perdería la última oportunidad. El escudo se cerró justo cuando su pie terminaba de entrar en el terreno del robot. Y éste lo noto. Como si las complejidades no fueran pocas ya, el nivel de control y respuesta de la I.A. sobre su nuevo cuerpo ya había crecido, y abrió fuego. Sin embargo, Sellur ya no era Sellur. La furia y descontrol propias de su pasado como delincuente, creídas selladas en el olvido para siempre, habían aflorado con la muerte de su compañero, y ahora estaban combinadas con la técnica y habilidad aprendidas en su estancia con el Turaga de la Flora. Y gracias a tan poderosa combinación, junto con su estructura física, el último guerrero del futuro estaba esquivando los disparos y misiles y ascendiendo combinando la solidez que ofrecen los proyectiles frente a los disparos láser junto a la espalda del robot, de forma increíble. Y henchido de rabia, alcanzó la cabeza de Sycarax, obvio centro de control, dispuesto a seccionarlo con su espada.

- ¡¡DESAPARECE, MALDITO DEMONIO CIBERNÉTICO!!

- Te olvidaste de mí.

La espada de Sellur fue bloqueada por la Sepal Sword del Toa de la Muerte Vegetal, que mostraba una amplia sonrisa en el rostro mientras Sellur maldecía.

- No eres bienvenido aquí arriba, Gardenian. - Dijo, apuntándole con su Thornax Launcher y presionando el gatillo.



Kahua levantó a un inconsciente Sellur del suelo de la calle principal y se lo cargó a la espalda. El plan había fallado. Centrados en el gigantesco robot, agobiados por la presión, nadie se había acordado de Dark Lianyu, que estaba subido a hombros de Sycarax como observador del espectáculo. Kerell la esperaba en el Thornatus, y ninguno de los dos dijo nada mientras la Glatorian cargaba al herido en el vehículo, ni en el viaje hacia las afueras de la ciudad, donde todos se exiliaban para evitar la muerte.

Kahua miró hacia Kerell, lleno de rabia y dolor, y luego miró hacia la dañada ciudad, coronada por el edificio del Consejo y un gigantesco robot que avanzaba hacia él. Lloró y rogó porque su maestro y los demás sobrevivieran a él.
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3302
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Down Of The Sorrowful Wish

Mensaje por Elnida el Sáb Oct 08, 2011 7:20 am

Esto se esta poniendo bastante melancolico y algo dramatiquillo xD
El robot imbencible que causa destruccion por doquier y los heroes sin poder suficiente y los multiples sacrificios realizados.
Ojala todo acabe bien para nuestros heroes. Continua la historia porfi! ^^
avatar
Elnida
Matoran
Matoran

Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 23/12/2010
Localización : Perdido en el inframundo

Volver arriba Ir abajo

Re: Down Of The Sorrowful Wish

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Sáb Oct 08, 2011 1:40 pm

CURE PEACH??? EN SERIO??
Si mola más Cure Pine!! Y eso si sólo hablamos de Fresh... Bueno, allá tu. Al menos el banner está genial ^^


Chapter 25 -Dawn-

- ¡¡MOVILIZAOS!! ¡¡DEPRISA!!

Elnida disparaba contra Kintorax mientras Ackar y Gresh intentaban acertar a Sytrix con sus ataques. El Toa del Hierro había sido claro: los Toa no debían pelear. Su código ético dificultaba mucho la tarea, y Elnida consideraba que los que librasen la batalla debían hacerlo sin temor a eliminar al rival. No debían tener el deseo de matarlos, pero sí la disposición necesaria para hacerlo si fuera preciso. Elnida había aprendido durante sus largos viajes y su estancia en la soledad que terminar con la vida de alguien era el último recurso para salvar, no como los demás Toa que jamás lo considerarían una opción. El Toa del Hierro era reacio a terminar con la vida de nadie, pero sabe el Gran Espíritu que, si fuera necesario, no dudaría en hacerlo. Los demás Toa, aunque intentaron aparentar la fuerza de Elnida en ese aspecto, mostraron claras dubitaciones. Incluido Lianyu. Por ello, sólo los Glatorian, los Dark Hunters y los miembros de la Orden de Mata Nui aún pertenecientes al bando de Nueva Atero -puesto que muchos habían decidido huir para salvarse y otros tantos se habían unido a Kintorax y Sytrix- luchaban contra Kintorax, Sytrix y los demás traidores. Los demás Toa habían acordado organizarse para evacuar absolutamente toda la ciudad.

Kintorax lanzó un puñetazo contra la cara de Elnida, que arqueó la espalda, viendo como el puño pasaba por encima de él y esquivando el golpe. Levantó uno de sus ProtoEnergy Blasters y disparó contra la cara del antiguo Señor de Stelt. El tirano se tamblaeó hacia atrás, tapándose la cara y gritando. Se quitó las manos del rostro y rugió contra Elnida, que ignoró su furia y, soltando sus armas, lo enganchó por su mostacho, lo volteó y lo lanzó contra Sytrix, que estaba saltando para atacar a Gresh por la espalda. Ambos volaron contra una vivienda cercana. Elnida se agachó para coger sus armas y lanzarse contra la vivienda a seguir peleando, pero recibión un mensaje de audio de Lianyu.

‘Estamos listos para morir. ¿Preparado tú también?’

El Toa del Hierro pensó en el futuro que había visto y sonrió. ‘Pensar que el único que está preparado para morir es uno de los únicos que sobrevivirán… Tiene mala suerte hasta en eso.’ Elnida gritó a los Glatorian para que se retirasen y avisó a los Toa que luchaban con él para que lo siguiesen. Helryx ordenó a las tropas que se retirasen llevándose a todos los enemigos que pudieran por delante y corrió, junto a los demás Toa renegados, tras Elnida.



Los Toa se reunieron en el Edificio del Consejo y subieron hacia las partes superiores, donde se situaban los tesoros y objetos de notorio valor y que debían estar bajo custodia. Los demás Toa esperaban en la parte superior, distribuidos por el pasillo. Kopaka Nuva se situaba delante de una pared, y usaba el poder de su Kanohi para observar el exterior.

- Las tropas traidoras se están apartando. Los aliados se han ido. - Dijo. - Viene hacia aquí.

- Empecemos pues. - Dijo Lianyu. - Elnida, ven. ¡Todos, preparaos!

Los Toa se movilizaron y comenzaron a colocarse, formando un círculo a lo largo del pasillo. Todos tenían sus armas entrelazadas para canalizar sus poderes. La Sepal Sword se entrelazaba con la maza de Helryx, y Lianyu sujetaba junto a Elnida un ProtoEnergy Blaster.

- ¿Listos? - Preguntó Tahu. Los Toa asintieron. - ¡Vamos allá!

Los Toa canalizaron sus poderes y los combinaron. Usando la fuerza de todos los poderes, crearon un gigantesco escudo cilíndrico que se alzaba del suelo al cielo, cubriendo todo el Edificio del Consejo.

- ¡Se ha detenido! - Gritó Kopaka.

Los Toa, aún concentrados, sonrieron y vitorearon. Pero la alegría no duró mucho. Una serie de gigantescas pantallas holográficas se extendieron por todas las paredes del pasillo, mostrando el rostro de Dark Lianyu.

- Idiotas. - Se limitó a decir.

La pantalla cambió y mostró a NeoSycarax, cuyos ojos brillaban con un siniestro resplandor rojo. Los Toa entendieron lo que iba a ocurrir y liberaron todo el poder que pudieron en el escudo. NeoSycarax completó la carga y disparó su rayo ocular contra el edificio, atravesándolo limpiamente. El escudo cayó y la parte superior del edificio con él.

Los Toa no habían muerto. Se levantaron de los escombros con la poca fuerza de la que disponían, y vieron que las pantallas seguían activas. De nuevo enfocaban a Dark Lianyu, mientras que NeoSycarax retomaba su avance.

- No servirá de nada, Toa. Rendíos, obedecedme y sobreviviréis. - Dijo. Su voz cada vez se oía más cercana. - Enfrentadme y moriréis.

- Maldita sea… - Dijo Elnida, que se estaba levantando. - Al final todo ha fallado… ‘Dust’, Melua… Muertos para nada…

- Sus deseos han sido cumplidos, su muerte no ha sido vana. - Dijo una voz.

Nerien se alzaba delante del Toa del Hierro. Elnida se reincorporó de golpe por la sorpresa.

- ¿Deseo? ¿Cuál es el deseo de ‘Dust’?

- Elnida. - Interrumpió Lianyu. - ¿No notas nada?

- ¿Qué?

- Noto… Algo… - Dijo. - ¿Alguien nota algo? - Nadie asintió. - Es como si… Hubiera alguien más…

- ¿Nerien? - Dijo Elnida.

Fue entonces cuando un brillo comenzó a surgir de la nada delante de Lianyu y Elnida. Un brillo verde de otro mundo, que empezó a moldearse y generar una especie de ser similar a un Toa.

- ¿Qué demonios? ¿Qué es esto? - Gritó Lianyu.

- El deseo de ‘Dust’. - Dijo Nerien.

‘Trae... al creador de Sycarax’
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3302
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Down Of The Sorrowful Wish

Mensaje por Elnida el Sáb Oct 08, 2011 2:47 pm

[- El deseo de ‘Dust’. - Dijo Nerien.
‘Trae... al creador de Sycarax’]


En serio vas a parecer en este serial en persona? xD

Tonterias aparte, una buena filosofia para EWlnida (Muy similar a la de Wolfwood de Trigun). Quiero que el creador de Sycarax aparezca ya! >o<

avatar
Elnida
Matoran
Matoran

Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 23/12/2010
Localización : Perdido en el inframundo

Volver arriba Ir abajo

Re: Down Of The Sorrowful Wish

Mensaje por Danknestl el Mar Oct 11, 2011 6:31 pm

Elnida escribió:[- El deseo de ‘Dust’. - Dijo Nerien.
‘Trae... al creador de Sycarax’]


En serio vas a parecer en este serial en persona? xD
Tonterias aparte, una buena filosofia para EWlnida (Muy similar a la de Wolfwood de Trigun). Quiero que el creador de Sycarax aparezca ya! >o<


XDDDDDDDDDDDD

Ya en serio, me empezaba a aburrir con tanto drama, pero con eso ultimo affraid affraid affraid affraid no puedo esperar el proximo capitulo, sigue asi

P.D.T.R.I.S.T.E. He decidido desconctinuar hasta nuevo aviso mi fic, actualmente con la escuela no me da tiempo de nada D:

P.D.2 ¿Por que cuernos estoy avisando eso aqui?

P.D.3 ¿alguien vio The Wedding Of River Song?
avatar
Danknestl
Glatorian Contratado
Glatorian Contratado

Mensajes : 1559
Fecha de inscripción : 21/10/2010
Localización : en una pixa

Volver arriba Ir abajo

Re: Down Of The Sorrowful Wish

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Mar Oct 18, 2011 3:36 pm

Al final, una de mis mejores líneas argumentales no han tenido la apreciación que esperaba. Tenía que haberlo redactado igual que ToR TOT

Gracias por seguirlo, chicos. ¡¡¡Éste es el último capítulo de esta historia!!!


Chapter 26 -Wish-

Pequeños cuadraditos luminosos salían del brillo verdoso y flotante que había aparecido delante de los Toa Nui. Surgían de su propio interior, giraban en torno a él como si una inexistente corriente de aire los alzase en espiral. Pero, en cuanto llegaban a un punto de igual altura que el Toa de la Flora, los cuadraditos se arrejuntaban y comenzaban a formar todos una imagen tridimensional que, a medida que se construía, iba cubriendo el destello flotante salido de la nada… Hasta cubrirlo por completo en la imagen de un Toa que brillaba con un verdor extraño. Un Toa que todos conocían bien…

- ¡No me fastidies! - Gritó Elnida. Se giró hacia Lianyu y le golpeó en el estómago. - ¿Por qué no me libro de ti ni a patadas? ¿No podía ser yo?

- ¡Y a mí que me cuentas! - Dijo Lianyu, llevándose las manos a la zona dolida. - ¡Yo no tengo la culpa!

- ¿¡Pero por qué tiene que ser otro Lianyu!? Oh, mundo cruel… - Dijo Elnida llevándose la mano a la cara.

- No es otro Lianyu. - Dijo Kopaka. Elnida y Lianyu se giraron y le miraron con cara de extrañeza y pasmo. - Sólo es una proyección. - Añadió, y como para explicar por qué lo sabía, se golpeó la máscara. - No tiene sustancia.

- Pero entonces… - Dijo Tahu, a la derecha de Kopaka. - ¿Quién es?

La respuesta la proporcionó una voz puramente neutral. Una voz casi mecánica, sin entonación alguna, que parecía surgir de todos los lados y de ningún sitio al mismo tiempo.

- Yukien.

Y entonces ocurrió algo asombroso. NeoSycarax comenzó a temblar. Tambalearse. Dar pasos hacia atrás. Dark Lianyu trataba de mantenerse en pie encima del hombro del robot, a la par que de tranquilizar a NeoSycarax ante la aparición de aquella copia barata de Lianyu en verde y negro. Sabía que no era otro Lianyu, ya se había enfrentado a muchos, pero… ¿Quién era?
NeoSycarax no se molestó en dignarse a contestar. Dio cuatro pasos hacia atrás, antes de impulsarse y saltar hacia atrás para retroceder hasta las afueras de la ciudad. Dark Lianyu no consiguió sujetarse y se cayó del robot en mitad del salto, cerca de los muros de la ciudad. El impacto fue doloroso, pero no se quedó inconsciente, y trató de levantarse. En la lejanía, vió, camuflados entre los brillos de las estrellas, los destellos del fuego de los misiles disparados por NeoSycarax contra el edificio.

Misiles que desaparecieron en mitad de la noche. Como si jamás hubiesen sido lanzados.

Tanto el Toa de la Muerte Vegetal como los Toa del Consejo estaban sorprendidos. No les cabía duda de que se debía al creador de Sycarax, pero nadie sabía cómo acababa de hacer eso. Y ni él -o ella, o eso- ni Nerien parecían interesados en que lo supieran.

NeoSycarax se había descontrolado. Cualquiera que analizase lo que ocurría pensaría que estaba asustado, pero nadie se lo creía. Era una I.A., una mera computadora, no podía procesar sentimientos. Todos pensaban igual, pero ésa era la única explicación. Todos se preguntaban, pues… Quién sería ese tal Yukien para que hasta los ordenadores le temiesen.
NeoSycarax se dispuso a dar el todo por el todo. En apenas un minuto, desplegó todo su arsenal: cohetes, cañones, metrallas... Ante la mirada atónita de terror de los ciudadanos y de los héroes, ante la mirada de sorpresa de Dark Lianyu, ante la mirada indiferente de Nerien y la proyección de Yukien. Extendió sus alas y comenzó a absorber toda la energía de su entorno. Las plantas y animales comenzaron a morir, privados de su energía vital; las formaciones rocosas se deshacían en arena... Hasta la luz en torno a Sycarax desapareció, quedando envuelto en una profunda tiniebla.

- ¡¡SYCARAX, NO!! - Gritó Dark Lianyu.

Abrió fuego.

Todos los disparos volaron contra el edificio del Consejo. Era un gigantesco rayo de energía, del tamaño de NeoSycarax y más grande que lo que quedaba de la torre, rodeado de miles de ráfagas de energía que lo acompañaban. Cualquiera que lo viera lo compararía, si no lo considerase superior, con los rayos de energía del Robot del Gran Espíritu. Avanzaba imparable contra el edificio.

Pero lo que se destruyó por completo no fue aquel edificio.

Los Toa discutirían largo y tendido sobre lo que ocurrió entonces durante varios años. Portales dimensionales. Rasgados en la dimensión. Una barrera reflectante. Un dispositivo de anulación instalado en la I.A.. La teoría que más aceptaciones ganó fue la de que el creador de Sycarax había lanzado una especie de dardo de energía, tan concentrado que era invisible al ojo, pero tan poderoso que se abrió camino entre el rayo de energía de Sycarax, deshaciéndolo por completo y llegando hasta el robot sin dificultad.

Pero lo cierto es que lo único que se sabe es que, sin que nadie moviese un dedo, el ataque de NeoSycarax jamás llegó a impactar. Se deshizo en el aire. Y luego, NeoSycarax explotó en una gran bola de luz, que se extendió por todo el planeta, cegándolos a todos…

Y cuando recuperaron la visión, todo había terminado.

Delante de los Toa, las paredes del edificio se mantenían intactas, como si jamás se hubiera derrumbado. Lianyu observó por la ventana, con Elnida encima intentando ver también, y vio la ciudad intacta. Amanecía en el desierto, de donde volvían los ciudadanos que, aunque cautelosos, deseaban volver a sus casas mágicamente arregladas. Como si jamás hubiera ocurrido nada.

Los Toa estallaron en vítores. Choques de puños, abrazos y saltos eran símbolos evidentes de la felicidad que les embargaba. Todo había terminado, al fin.

Era el amanecer de un nuevo sueño.
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3302
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Down Of The Sorrowful Wish

Mensaje por Elnida el Miér Oct 19, 2011 1:02 am

Dejado de piedra me has O_O

Nunca, y repito nunca, me hubiera umaginado que la cosa acaabria asi, con Neosycarax derrotado de forma tan rara o_o

En fin, puede que asi es como debia de acabar todo de un modo u otro, no?
Te felicito por tan fic, y espero que continues con tu gran labor elaborando otro xD
avatar
Elnida
Matoran
Matoran

Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 23/12/2010
Localización : Perdido en el inframundo

Volver arriba Ir abajo

Re: Down Of The Sorrowful Wish

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Sáb Oct 22, 2011 4:29 pm

Realmente, es una pena que se pase tan poca gente ya por el foro, y más que de esa gente nadie lea esto... Gracias, elnida, por seguir mi serial con tanta fidelidad, y a Darkness por mirar de vez en cuando ('=

Epílogo!!!


Epilogue -Hope-

Toa Lianyu y Toa Elnida atravesaban el desierto subidos en un Thornatus. Elnida conducía mientras Lianyu iba enganchado en uno de los laterales, notablemente mosqueado. Elnida se había aprovechado de que él nunca tenía suerte en el 50%, y en el cara o cruz no cambió la cosa, por lo que le tocaba al Toa del Hierro conducir. Habían dejado la ciudad haría menos de 10 minutos, que seguía igual que siempre. Parecía que jamás hubiera ocurrido nada de lo acaecido hasta el día de ayer, a excepción del motivo de su actual viaje.

Llegaron al barranco donde NeoSycarax había nacido pronto, pero resultaron ser los últimos. Kahua, Suire, Sellur y Surait les esperaban ya. Había otro Thornatus aparcado, que Lianyu reconoció pronto: era el de Kerell.

- Ya estamos todos. - Dijo Surait.

- ¿Y Kerell? - Preguntó Lianyu, señalando a su Thornatus.

- No lo he visto desde el Milagro. - Respondió el Vagabundo, refiriéndose a lo acaecido la noche del día anterior. - Ni creo que lo volvamos a ver jamás, Toa. Este mundo, y otros tantos posiblemente, se salvaron, pero el suyo se perdió para siempre.
Lianyu suspiró. Todos mantuvieron silencio. La muerte de Melua había sido el menor de los problemas para todos, pero para Kerell había sido lo peor. Aunque Lianyu no entendía ese sentimiento tan intenso, sabía lo que era perder a los seres que más importan. Probablemente, el hecho de que todo volviera a un estado de ‘nada de esto ha sucedido nunca, pero los muertos no resucitan’ era superior a Kerell, y jamás tendría el valor de enfrentarse a esa realidad cada día.

- Realmente, siento que no hubiera podido cumplir mi misión antes de que tuviéramos tantas pérdidas… - Dijo Sellur, y apretó con fuerza el colgante de ‘Dust’. - Sé lo que siente. Pero… Ahora, nuestro futuro vuelve a brillar, y todo gracias a vosotros. - Sellur se reverenció. - Muchas gracias por todo.

- No ha sido nada. - Dijo Kahua. - En todo caso, debiéramos agradecéroslo a vosotros, y además pediros disculpas. Si hubiéramos sabido que vosotros dos veníais a destruir el orbe para protegernos, quizás no hubiera ocurrido nada de esto.

- Reniego de ello, querida. - Dijo Surait. - Por muchos problemas que pueda causar, Nerien sigue siendo un ser que actúa por obligación, no por maldad. No tenéis derecho a intentar matarlo… Si es que siquiera hubiérais podido. Pero sigue siendo peligroso.

Surait se acercó al Thornatus, abrió una bolsa y sacó el orbe de ella con cuidado, para no activarlo. Lo depositó en el suelo y, acto seguido, se quitó el sombrero y sacó de él un extraño dispositivo, negro y verde translúcido. A Lianyu le recordó a Sycarax, y le hizo preguntarse qué habría sido de él. Surait activó el dispositivo y éste succionó el orbe. Luego Surait lo guardó de nuevo en el sombrero.

- Así estará a salvo de su uso. - Dijo. - No me mueve la codicia, sólo con mi sombrero, mis pies y mi caja de música soy feliz, viajando por el mundo. Y ya es hora de continuar el viaje, ¿no os parece? Creo, Sellur, que tú también continuarás con el tuyo. - Surait levantó el sombrero a modo de saludo, y echó a andar. - ¡Espero que todos tengáis un buen viaje en la vida!

- Cierto es. Es hora de despedirnos, me temo. - Dijo, mientras despedían a Surait con la mano. - Nunca les olvidaré, señores.
Kahua le dio un apretón de manos, Lianyu chocó su puño con él, y Suire le lamió la cara. Sin embargo, llegado el turno de Elnida, éste no hizo nada, salvo pedirles a los demás que se fueran adelantando.

- ¿Por qué? - Dijo Kahua.

- Quiero hablar con él a solas, si no os importa. Lianyu, ¿te importaría ir con Kahua en su Thornatus?

- Está bien. - Suspiró. - Pero te espero a la entrada Suroeste de la ciudad, ven a recogerme con el vehículo.

Lianyu se cargó a Suire al hombro mientras Kahua iba arrancando el vehículo. Una vez que se subieron y se marcharon, Elnida determinó que podría hablar con tranquilidad cuando dejó de oír las maldiciones del Toa de la Flora por la manía de Suire de no dejar de moverse cuando viajaba en algún vehículo.

- Bien, mi futuro amigo. ¿Ni siquiera ahora que el futuro ha cambiado, me dirás si seguía vivo en aquella época?

Sellur rió. Obviamente, no iba a contestar la pregunta. Elnida comenzó a reírse también.

- Bueno, Sellur. - Dijo el Toa. - Espero que el nuevo futuro que habéis construido sea digno de vivirse.

- Lo sabréis dentro de varios años, Toa del Hierro.

Sellur cogió al asistente que le acompañaba, que estaba ‘despidiéndose’ del LND-005 de Elnida. Éste se modificó y se adaptó a la mano de Sellur, y abrió un portal temporal. Elnida le dio un fuerte abrazo, que tardó en ser correspondido por la sorpresa.

- Cuídate, sirviente.

Sellur asintió en cuanto Elnida le posó en el suelo, y echó a andar hacia el portal. Cuando lo estaba atravesando, se detuvo y miró al Toa del Hierro.

- Estas Tongfas - Dijo, señalando a sus armas. - Son las últimas armas que creaste.

El portal se cerró en cuanto Sellur atravesó el portal por completo. Un hermoso amanecer se extendía a través del cañón. Elnida cogió a su asistente y, silbando una canción, se subió en el Thornatus para volver a casa.



Aunque la ciudad de Nueva Atero había progresado mucho a lo largo de los años, el mercado se mantenía igual que la última vez que Surait había venido a Spherus Magna, hacía ya muchos, muchos años. Los Agori y Matoran más jóvenes y entusiastas le salían al paso al escuchar la melodía de su fiel caja de música y ver al extraño y pequeño individuo, con aquél gigantesco sombrero, que atravesaba el mercado. Algunos se limitaban a escuchar, otros bailaban y cantaban letras inventadas al ritmo de la canción. De vez en cuando, cuando lo asediaban a preguntas, dejaba de tocar, y comenzaba a contar algunas de las historias que sabía, o sacaba el dado y la ruleta y se ganaba algún dinero con las apuestas.

Había terminado la historia de ‘La Caída del Deseo Pesaroso’ cuando decidió dar por terminada la sesión de aquel día y continuar con su viaje. En el camino se pasó por un puesto de fruta y, pese a que no necesitaba comer, se le antojó paladear alguna baya. Se acercó al Agori tendero tras elegir una, y se la pagó. Comenzó a andar de nuevo.

Antes de llegar a morder la manzana, Surait miró hacia un callejón. Unos ojos verdes observaban al Vagabundo. Surait le observó y, al cabo de un rato, agachó levemente la cabeza, quedando su rostro oculto por el ala del sombrero.

- Así que… Ya llegó mi papel en esta historia, ¿eh?

Surait le lanzó la manzana al harapiento ser que le observaba, que la atrapó al vuelo. El rojo de la baya desentonaba con el amarillo del individuo, que observaba la manzana hambriento. Levantó la vista para ver al Vagabundo, que asintío, indicando que se podía comer la fruta. Luego le ordenó seguirlo con el dedo.

Mientras la música de la caja acompañaba la comida del hambirento individuo y el paseo de ambos, Surait preguntó:

- Querido amigo, ¿quieres que te cuente la historia del Deseo que casi destruye este mundo?

THE END


Última edición por Lianyu (Nagato Lover) el Mar Ene 03, 2012 4:28 pm, editado 2 veces
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3302
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Down Of The Sorrowful Wish

Mensaje por Elnida el Sáb Oct 22, 2011 4:53 pm

Que final mas bueno y digno de mencion!! Esta si es una buena formade acabr un serial, pero con quien se disponia a hablar Surait? Se que me suena quien podra ser, pero no caigo en la cuenta.

Que monada tu nuevo banner!! >o<
avatar
Elnida
Matoran
Matoran

Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 23/12/2010
Localización : Perdido en el inframundo

Volver arriba Ir abajo

Re: Down Of The Sorrowful Wish

Mensaje por Danknestl el Dom Oct 23, 2011 4:38 pm

OMG!!!!

Ha sido un excelente serial, perdon por no comentar en el capitulo final (antes del epilogo) ha sido impresionante la aparición de yukien, aunque un tanto.....sin ofender, absurda, en el buen sentido que da ganas de decir XDDDDDDD....XD, me hubiera gustado que se aclarase en el epilogo la cosa un poco mas, pero esa bien. Me ha gustado mucho, felicidades!! Very Happy

P.D. Veo que lo tuyo es acabar con los malos de forma rara y misteriosa, y yo los acabo dandole mil vueltas al asunto y creando paradojasXD
avatar
Danknestl
Glatorian Contratado
Glatorian Contratado

Mensajes : 1559
Fecha de inscripción : 21/10/2010
Localización : en una pixa

Volver arriba Ir abajo

Re: Down Of The Sorrowful Wish

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.