Bionicle Chronicles 2:El despertar

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Degrek Phantoka el Jue Jun 06, 2013 2:14 pm

No sé si se dieron cuenta,pero cometí un error de coherencia histórica marca cañón:Krahnok no murió siendo Toa,antes le pasó su energía a Mordek,que dicho sea de paso también me olvidé de él.Algo comprensible cuando tenés tantas ideas y personajes en la cabeza,pero ya lo arreglé.

Me dí cuenta de que lo que le hacen falta a mis historias son más descripciones.Sí,OK,tardé un fic y medio en darme cuenta,pero mi trama no va a ser menos que ToR o Defunción si puedo evitarlo.

Y aprovechando que no hay nadie que comente en Vulnerables POR AHORA y me robe la Kanohi dorada(LOL?),nuevo capítulo,y...nuevos personajes(ya era hora xD).

Capítulo 28

Degrek,por su parte,viajaba con la mayor parte de sus aliados hacia la Nueva Atero desde el sudeste,mientras Lembrek cruzaba el oeste con sus Toa Nelda,por Tesara,Vulcanus y Tajuun.
Fedrux era acompañado por su compañero Mordek,Toa de Sombras.Aunque al principio no lo habían visto,oculto por su poder sobre la oscuridad,pronto fue descubierto,al acabársele su Energía Elemental,con tan mala suerte que el responsable de ello fuese Krahnok,el ahora Turaga de Sombras,que se había suicidado por haberle transferido sus poderes,y que casi siempre estaba en un estado de depresión a causa de su condición de ser de oscuridad.Krahnok se quedó boquiabierto al verlo emerger de su propia sombra:

-¡TÚ,maldito Matoran ladrón de máscaras,¿qué estás haciendo aquí?!-le gritó furioso,y usó su poder de Sombras contra él,antes de que Lembrek lo detuviera.

-¡Para,Krahnok!Haz honor a tu título de Turaga,y no te comportes como un mono Brakas sin inteligencia-lo había reprendido el Turaga de Aire.

Después de aquello,sorprendentemente,el Toa y el Turaga se habían amigado,y solían hablar animadamente,hasta que se hubieron separado junto con Lembrek y los demás.

Los Pueblos Matoran,asentados en medio de un bosquecillo de árboles de Madu,surcado por un pequeño arroyo,ya quedaban atrás.Se trataban de varias aldeas no muy alejadas entre ellas,que acogían a los Matoran que eran renuentes a vivir en Nueva Atero.Había dieciocho grupos de chozas,cada uno para un tipo de Matoran,el símbolo del cual era alzado como una bandera en un pequeño mástil de madera en el centro del pueblo.De allí,Degrek solo había podido unir a su causa a los Toa Mahri,que protegían las aldeas,no sin antes hacer evacuar a los Matoran a la ciudad,con la inflexibilidad de algunos,que no querían marcharse.La larga migración en masa los sucedía hacia la metrópolis,con paso firme como el hierro.

Acababan de cruzar el río Skrall,montando un campamento a su orilla,cuando un Xa-Matoran muy agitado entró corriendo en la tienda de Degrek,que hablaba con Kabyel sobre que rumbo tomar pasado el río.

-Mi...¡mi señor!-logró articular entre jadeos el Matoran.

-Deja de llamarme "señor"-replicó Degrek-.No soy el jefe de nadie.¿A qué viene tanto revuelo?

-Los...los Xemirian,...vienen hacia aquí,mi señor...

-¿Los qué?-Degrek no se creía capaz ni de pronunciar el nombre.

-Los Xemirian-repitió el Xa-Matoran-.Solicitan una audiencia con usted...

No le dio tiempo a Degrek para responder cuando oyó el sonido,grave y prolongado,de un cuerno de guerra.De un salto se levantó de su asiento improvisado y salió a grandes zancadas de la tienda,dispuesto a saber el motivo del estruendo.

Era un ejército.Un verdadero ejército compuesto por miles y miles de seres de armadura plateada y negra,corpulentos y,a medida que se fueron acercando,como distinguió Degrek,armas de todas las formas y tamaños:espadas,lanzas,hachas,
alabardas,garrotes,guadañas,arpones,mazas con púas y hasta un inmenso martillo de guerra,cuyo portador,a la cabeza del grupo,era mucho más grande que sus compañeros.O mejor dicho,sus súbditos,porque aquel gigante tenía todo el aspecto de ser quien lideraba a los guerreros.

Cuando estuvieron justo delante de Degrek,la enorme criatura gritó una orden y acto seguido el resto de lo guerreros se detuvieron en el acto.Seguidamente,hincó una rodilla y habló:

-Saludos,Gran Guerrero-saludó,con un marcado acento-.Yo,Ths'Galok,Mhork de los Xemirian y Señor de los Bosques de Zej'kai,pongo mis guerreros a Tu disposición para tu noble causa contra La Sombra De La Larga Noche.

Por un segundo,Degrek creyó que estaba rezando a algún tipo de dios.

-Levantaos-ordenó,y el Xemirian se puso en pie-.¿Por qué venís hasta aquí para socorrerme?

-Gran Guerrero,será mejor que hablemos dentro de tu casa de tela-sugirió.

-Como deseeis-concedió Degrek,y volvió a su tienda,seguido de Kabyel,Saeris y Ths'Galok.

Degrek volvió a sentarse,y pudo apreciar cuán grande era en verdad el Xemirian.Debía de medir dos bio y medio de altura,si no más.

-Cúentame tu historia,Ths'Galok-ordenó Degrek.

-Sí,oh,Gran Guerrero-respondió,y comenzó su relato-.Hace muchos años,cuando el padre de mi padre era Mhork,las ancianas del Voth Shaakra profetizaron que un día no muy lejano una gran sombra cubriría el mundo y gobernaría sin misericordia,hasta que el Gran Guerrero Celestial,el Hijo del Rayo y de la Luz,se alzaría con un gran ejército terrenal para derrotarlo.Por eso los Xemirian hemos venido a ayudarte.
"Somos un pueblo simple,mi señor.Vivimos de las presas que conseguimos en los extensos bosques del lejano este,y cantamos a las estrellas para que nos otorguen buena caza.Pero si La Sombra De la Larga Noche toma nuestros bosques,no les importará quiénes seamos,y nos masacrarán sin piedad.

Degrek no pudo evitar conmoverse.Habían hecho todo ese camino para ayudarlo a destruir a Sorthuogh,sin que nadie los hubiese llamado.ESO era el coraje,y la determinación.

-¿Qué queréis de mí a cambio?-preguntó al Xemirian.

-Nada,simplemente un lugar para dormir y compartir vuestra comida.Y que aceptes a uno de nosotros como representante-salió de la tienda un par de pasos y gritó una orden en su idioma.Al cabo de unos minutos,otro Xemirian,más bajo que él,entró e hincó una rodilla como Ths'Galok.

-Este es Yashté,mi segundo al mando.Os ruego que lo aceptéis,Gran Guerrero.Él es un gran combatiente:ha derrotado a ciento cuarenta y cuatro enemigos,y no ha perdido nunca una pelea.

"Ciento cuarenta y cuatro"Pensó Degrek"Me parece que lo emplearé como guardaespaldas"

-Levántate-le dijo-.Serás el representante de los Xemirian en el Consejo de Nueva Atero.

-Me honráis demasiado,Gran Guerrero-contestó Yashté.

-Ahora déjennos,por favor.Tengo asuntos que discutir con mis consejeros-les dijo,y los Xemirian,obedientes,salieron a grandes pasos de la tienda.

Cuando sintieron que sus pasos ya se habían alejado,Degrek preguntó:

-¿Y bien?¿Qué les parecen?

Saeris resopló.

-Son brutales y primitivos,como los Skakdi.No son más útiles que ellos,y su mente es débil.

-Bien mirado,creo que podríamos bien prescindir de ellos-intervino Kabyel-.Además,causarán estragos en Nueva Atero.

-No si alguien los controla-replicó Degrek-.Ya ven cómo me reverencian.No se atreverán a desobedecer lo que yo ordene.

-Eso no puedes garantizarlo-le señaló la Reina Gebir,escéptica.

-Sí que puedo,y te lo demostraré-contestó él-.Por eso,tú les darás órdenes.

La cara de la Saeris no pudo haberse torcido más de sorpresa.

-¿Yo?A mí no...

-Eres la soberana de los Gebir,¿no?-Saeris asintió-Dirás que eres mi mano derecha y harás que acaten mis órdenes por boca tuya.Y si alguno no te hace caso,no dudo que alguno de tus trucos psiónicos bastarán,si son tan débiles de mente como afirmas.Por algo los llaman Maestros de la Mente,¿no es así?

La sorpresa se había esfumado del rostro de la Reina,y ahora la rabia y la indignación ocupaban su lugar.Sin abrir la boca,dio media vuelta y salió de la tienda a paso rápido y furioso.

-La has herido en su orgullo-dijo Kabyel-.No le gusta rebajarse ante nadie,y menos contra estos seres.

-Le hará bien,descuida-lo tranquilizó-.No creo que una lección de humildad haya matado nunca a nadie.

-Tal vez a un Gebir sí,y sobretodo a una como ella.

Se quedaron los dos en silencio,mirándose a los ojos.

-Has cambiado,Degrek-le dijo Kabyel al fin.

-Lo he hecho-sentenció Degrek a su vez.

Y dicho esto,el Primer Ministro de Ce-Saita salió,último de todos,de su pavellón.

Las primeras estrellas estaban saliendo en el todavía claro firmamento cuando Degrek fue a tenderse sobre un mullido colchón que le habían preparado los Matoran,pero muchas preocupaciones lo agobiaban.¿Dónde estaba Yelzard,que había desaparecido sin avisar?¿Lo habían capturado los Kestora o habría escapado,junto con Terix?¿Volvería a ver a Lembrek y a su grupo?Y sobretodo,aunque por fuera pareciese imperturbable,se cuestionaba una y otra vez sus decisiones.¿Había sido prudente darle un golpe de orgullo a Saeris?¿No habría ido demasiado lejos?

Pese a todo,al final concilió el sueño,oyendo el bullicio de los Xemirian en la distancia.

avatar
Degrek Phantoka
Toa Legendario
Toa Legendario

Mensajes : 573
Fecha de inscripción : 15/02/2012
Localización : Spherus Magna...de otro universo

Volver arriba Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Danknestl el Miér Jun 26, 2013 2:15 pm

De nuevo Degrek, e s p a c i o s ;_;

(me fastidia algo el hecho de la falta de espacios...no se)

Respecto al capítulo pues...no tengo mucho que decir, me agradaría un poco más de descripción en la parte de los ejercitos Xemirian...

P.D. he notado que tu haces referencias a a bionicle...(ej. los monos brakas....) Y me agrada y le encuentro curioso pero pienso que a veces quedan un poco fuera de lugar c:
avatar
Danknestl
Glatorian Contratado
Glatorian Contratado

Mensajes : 1554
Fecha de inscripción : 21/10/2010
Localización : en una pixa

Volver arriba Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Sáb Jul 06, 2013 10:24 am

Estoy de acuerdo con Darkness en que te comes el 90% de los espacios e incomoda mucho, no sólo por lo pegado del texto si no porque 'devora las pausas', marcando una continuidad totalmente dañina a la obra. Por otra parte, tengo que diferir con Darkness en las referencias a BIONICLE. Pese a la tendencia de los tres a escapar a las cadenas de la historia original (Darky con todos sus aliens y saltos espaciotemporales, yo con mi Locura y Etherians; y tú con las dimensiones, crossovers y lugar escasamente tratados de la historia), debes de ser el que más se mantiene dentro de la linea original.

Cap. 27: cuando leí 'Goder' pensé que te habías colado y decía 'Joder', y en consecuencia casi me meo de la risa pensando en Yelzard al ver al Nynrah y al Maxilos diciendo eso xD Nada más que decir, ha sido interesante la discusión de alumno y maestro y mi cameo de por medio, no tengo ninguna cosa más a evaluar. Me gustó.

Cap. 28: no tengo ni puñetera idea de qué ha pasado en el primer párrafo. 'Krahnok, el ahora Turaga de Sombras, que se había suicidado...' Supongo que será algo de la Estrella Roja y debiera cruzarte la cara a bofetones por habermelo hecho leer, pues tu obra me está dejando claro cuál es la función de la Estrella Roja que llevo meses esforzándome en evitar averiguar. Mas allá de eso, estas hablando de Krahnok y de repente tenemos a Lembrek, sin que se haya dicho que ha llegado ni nada. Mencionas que cruzaba el oeste y de repente lo tenemos delante. ¿Era un flashback o qué?
Acerca de los Xemirian, no negaré que no me agrada su concepto. Los nombres retorcidos que no pegan con el UM o Spherus Magna, y el tópico ejército nómada liderado por uno más grande. Aún con todo, no diré que estén mal, los veo bien desarrollados y quizás hasta precisos para una 'batalla final' que se ve predecir. Aunque hubiera sido mejor aprovecharlos de otra manera, por ejemplo, reverenciando a un personaje secundario como Kabyel por sus poderes mentales más que al 'Hijo de la Luz y el Rayo'. En fin, no puedo negar que serán interesantes de observar y manejar, pero creo que podrías haberlos aprovechado un poco más.
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3289
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Degrek Phantoka el Jue Jul 18, 2013 8:54 am

Ay,perdón,Lianyu.Hace tanto tiempo que no escribo que se me olvidó eso,pero igualmente si te decía que no lo leyeses habría que decirte que no leyeras ninguno más porque Krahnok va a aparecer hasta el final,que está cerquita.Pero igualmente era predecible,en un foro donde el 90% de la gente lee los spoilers y depués se le pueden escapar en cualquier post.Así que lo siento.

Como espero que habrás leído,como soy idiota y retrasado cuando quiero cometí el puto error de coherencia histórica ese,el de Krahnok.Lo metí en el capítulo para aclarar que era un Turaga y no un Toa,y para que nadie después me reprochara "Eh,Krahnok era un Turaga cuando murió,no un Toa!".O sea,que era una cosa o la otra.

Sí,era un flashback.Abajo del párrafo aclaré que después se habían separado los dos grupos.

Los Xemirians son uno de esos Mocs que se le ocurren a uno cuando está aburrido y sin computadora,y recién después te inventás la historia.Siempre quiero seguir haciendo nuevas razas y personajes diferentes entre sí y pensé:"OK,ya tengo a unos Makuta buenos,un clon protagonista,un demonio desquiciado y sus secuaces igual de deformados,unos clásicos zombis mutantes,unos monjes vestidos de naranja y unos seres sobrenaturales con poderes que a nadie se le ocurrieron.¿Y qué tal unos brutos venidos del este con superarmas nuevas?Así me salieron los Xemirian,que son una mezcla de los úrgalos de Eragon y los Predator de Predators.Además pensé en que serían la contracara de los Gebir,que su más útil arma es la mente.De ahí que se lleven tan mal las dos razas.Y creo que no quedaría muy bien si adorasen a Saeris,por ejemplo.

Bueno,después de todo este papeleo digital,vamos al cap.

Capítulo 29

Al tercer día llegaron a Nueva Atero. La nueva capital era aun más grande que su predecesora, e indudablemente mucho más espléndida. Sus murallas, de cincuenta bios de alto y un mio de diámetro, de piedra pulida, agradaban a la vista, y junto al gran portal ,siempre guardado por dos Glatorian, había cinceladas imágenes de actos heroicos de los Toa Mata: el encierro de los Bahrag, el Gran Rescate de los Toa Metru, el sacrificio de Matoro, el despertar de Mata Nui...Y, gigante y fastuosa, encima de todas las demás estaba Tahu, con su armadura dorada, y la muerte de Teridax, aplastado por Bota Magna.

-Tahu y los demás han hecho un gran trabajo-comentó Toa Jaller.

Al ver llegar a esa extraña comitiva, los guardias arquearon las cejas y preguntaron:

-¿A quién buscan en Nueva Atero?

-Venimos a hablar con Tahu, en el Consejo de la Ciudad-respondió Degrek.

-¿Esos también vienen con ustedes?-preguntó uno de ellos, de color verde limón, señalando a Fedrux y los Xemirian.

-Sí, lamentablemente-respondió Saeris, sin inmutarse.

Los guardias vacilaron un momento, pero en un segundo gritaron una órden y el pesado rastrillo de Protoacero se levantó.

-Bienvenidos a Nueva Atero.

La ciudad, por dentro, no podía estar mejor planificada: una gran calle principal,que terminaba en la nueva Arena Magna y después la rodeaba, se dividía en calles laterales separadas por oficios: los forjadores de Kanohi por aquí, los comerciantes por allá, los arquitectos más al fondo...Sin embargo,continuaron hacia el gran estadio,dejando que los Matoran y Agori que los acompañaban se dividieran por las calles.

Al llegar allí se sorprendieron en encontrar a Lembrek y su grupo en la plaza enfrente de la Arena Magna. Estaba admirando una estatua de Exsidiana pura que representaba a un Turaga.Pronto se dieron cuenta de que era el mismo Lembrek.

-¿Hermosa,verdad?-comentó el Turaga, al aproximarse ellos- Se ve que en Spherus Magna me han echado de menos.

-¿A quiénes has traído?-le preguntó Degrek.

-Los Toa Hagah y los Toa Metru. Ya han salido a informar al Consejo, así que tendrían que estar a punto de llegar.

En efecto, al cabo de unos minutos, Toa Tahu en persona, seguido por Gali y Onua, los recibieron.

-Bienvenido, Degrek, Kabyel y Saeris.Lembrek ya nos ha informado sobre las últimas noticias.Bienvenidos, Fedrux y Mordek. Tengo entendido que vienen a unirse a nosotros.

-Así es-asintió Fedrux.

-Bien. Si demuestran que son dignos de confianza, se ganarán lo acordado.Bienvenidos, hermanos. No esperaba menos de ustedes. Vayan con Vakama y Norik, e informen a los demás.

-Así se hará-sentenció Toa Jaller, liderando a su grupo hacia la Arena Magna.

-¿Quiénes son los que te acompañan, Degrek?-preguntó Toa Onua, con voz más suave-.No los había visto nunca.

Ths'Galok dio un paso al frente.

-Nosotros somos los Xemirian, los Guerreros de los Bosques, allá en el Lejano Este.

-Ya veo. Tendrás que sentarte a hablar conmigo de tu tribu, Ths'Galok, más tarde.

El Xemirian gruñó.

-Síganme.Debemos convocar una sesión del Consejo cuanto antes-ordenó Tahu,autoritario.


El edificio del Consejo de Nueva Atero se alzaba justo al lado de la Arena Magna.No era muy grande,ni tampoco estaba adornado con grabados tan espectaculares como los de la Puerta Magna,pero era un edificio en muchos sentidos muy apropiado para Tahu y los demás miembros del grupo.Le sacaba varios bio al gran estadio junto al que se erguía,estaba hecho de Exsidiana y en la planta superior tenía una gran cristalera de Protocristal que la rodeaba toda,a modo de sala de reuniones.

-¿De dónde han conseguido la Exsidiana para hacer el edificio?-le preguntó Lembrek al Toa Mata de Fuego.

-Te sorprendería saber lo abundante que es en Iconox y sus alrededores-dijo Tahu,con una sonrisa-Los Agori del lugar han sido muy generosos en ese sentido.

Pasaron la entrada con los guardias mirándolos de reojo.En ese punto,Ths'Galok se dirigió a Tahu:

-Toa,mis hermanos guerreros no podrán entrar todos en esta gran casa de piedra dura.Necesitan un lugar para quedarse,o comenzarán a causar disturbios.

-Podrán quedarse en el hospicio de la Calle del Agua.Habrá camas preparadas...

-Disculpa,Toa,pero mis guerreros preferirían quedarse a descansar en un árbol.

Aquello cogió al Toa de Fuego por sorpresa.

-No hay un solo árbol en los alrededores de Nueva Atero.Esto es una llanura-le informó con pesar.

El Xemirian frunció el ceño y se lo comunicó a los demás miembros de su especie,lo que condujo a una gran cantidad de refunfuños,gritos y caras largas.

-Si tan solo tuviéramos a Verild,o a Lianyu...-suspiró Lembrek.

-Mi gente se conformará con la hierba corta del campo,si no hay nada mejor-gruñó Ths'Galok

-Perfecto.Pero debes acompañarnos,Ths'Galok.Tú eres el líde de los Xemirian y debes participar en este consejo de guerra.

-De acuerdo-aceptó.Dirigió unas palabras a su segundo,Yashté,y siguió a Tahu a través del edificio.

Al llegar a la planta más alta,Tahu habló de nuevo:

-En este consejo solo podrán entrar seis personas:Degrek,por organizarnos contra Sorthuogh;Saeris y Kabyel,como representantes de los Gebir;Lembrek,como consejero de Degrek y representante de los Toa Nelda;Fedrux,como representante de los Makuta,y Ths'Galok,como representante de los Xemirian.Todos los demás deberán esperar afuera.

Degrek,sin sorprenderse,se despidió de los Toa Nelda y entró en la sala seguido de sus cinco compañeros.
avatar
Degrek Phantoka
Toa Legendario
Toa Legendario

Mensajes : 573
Fecha de inscripción : 15/02/2012
Localización : Spherus Magna...de otro universo

Volver arriba Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Vie Jul 19, 2013 6:53 am

Tahu suena demasiado tranquilo y sabio en comparación con sus palabras a lo largo de toda la saga. Y te sigues comiendo todos los espacios, querido.

No tengo más que señalar, la verdad. El capítulo es un puente entre la reunión prebatalla de todos los contendientes y el establecimiento de una estrategia, así como la revelación de información interesante. Está bien redactada, y veo que hasta tienes mentalizada correctamente tu visión de Nueva Atero (al contrario que un servidor con la suya xD). Buen trabajo, espeor el siguiente =3
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3289
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Degrek Phantoka el Mar Sep 10, 2013 6:20 am

Si te digo la verdad,esperaba preguntas relacionadas con la Exsidiana,pero veo que estás bien informado =D.

En mi dimensión,Tahu es más calmado que en la original debido a su entrenamiento en solitario.No difiere mucho de su situación actual en la Spherus Magna original.
Quería hacerlo parecer más marcial xD.

A propósito, para no escribir de más y no dejarte la bandeja de entrada llena de correos de advertencias cual Facebook tocapelotas, como vos estabas interesado en saber del tema técnico de instalar cositas en Minecraft y demás, puse un tutorial en el foro, en mi sección de Videos de Minecraft, si lo querés ver.
LIKES y comentarios me ayudarían un montón!!

Capítulo 30 ya, yeah bitches!!!


Capítulo 30

El consejo estaba durando demasiado.

Degrek ya estaba harto de oír discutir a Jaller y Norik, sobre que estrategia debían seguir, si atacar frontalmente a Sorthuogh o esperar a que el demonio hiciera algo. Tahu intentaba poner orden, y Onua, el moderador de la sala, suspiraba igual de cansado. Vakama, a su izquierda, comentaba con Lembrek sobre la vergüenza que eran para todos los Toa. Los Gebir, al parecer, estaban meditando, o durmiendo; Ths'Galok gruñía, sin que nadie le hiciera caso, y Fedrux jugueteaba indiferente con una pequeña bola de Protodermis cristalizada.

-Nuestros informadores dicen que vieron un 'ejército de gigantes inhumanos semejantes a bestias' en la zona volcánica del norte.¡Quién sabe qué ejército de monstruos estará amasando en este momento!¡Debemos atacar enseguida!-exclamaba el Toa Mahri de Fuego.

-¡Por eso mismo no debemos enfrentarnos a ellos abiertamente!¡En combate frontal, Sorthuogh nos aplastaría!-replicaba Norik.

Al final, no aguantó más.

-Voy a salir un rato-le informó a Lembrek-.Si deciden algo, dímelo después.

Lembrek asintió y siguió hablando con Vakama, mientras Degrek pedía disculpas a Tahu y Onua y salía de la sala.

Al salir del edificio, lo abrumó la cantidad de aire fresco que venía del sur. Los Xemirian ya se habían ido a acampar al prado cerca de los muros de la ciudad, y las calles estaban mucho menos ajetreadas que hacía unas horas.

Al doblar la esquina, se sorprendió en encontrar a Yashté, el segundo de Ths'Galok, afilando una lanza larga con una piedra de amolar, sentado en .

-Hijo del Rayo-saludó Yashté, sin apartar la vista del arma-.Ven, siéntate a mi lado.

-¿No deberías estar con los demás Xemirian, en los prados?-le preguntó Degrek.

-No es necesario.Les he dicho que pueden acampar afuera de la ciudad, pero sin molestar a la Gente Pequeña de la ciudad.

Degrek asintió.Un pueblo tan misterioso, tan aislado de los demás, con sus propias historias, sus propios nombres, sus propias costumbres...Le resultaba increíble.

-Cuéntame algo de tu especie, Yashté-pidió.

El Xemirian le miró largo rato con unos ojos como pozos oscuros, llenos de melancolía.

-Hay muchas cosas que podría contarte-le contestó, volviendo la vista hacia su trabajo-. Nuestro hogar está allá en el este, en el Gran Bosque-por un  momento, Degrek pensó que se refería a Bota Magna, hasta que recordó que la espesa selva se encontraba en el norte del planeta-. Pero no vivimos todos juntos, oh no. Vivimos separados en varios clanes. Se llaman Mhorekins. Cada Mhorekin lo gobierna un Mhork, y cada Mhork tiene varios Mhis, que a su vez controlan cada uno un Mhorek, una porción más pequeña de un Mhorekin.

-Ah, como tú. Tú eres un Mhis de Ths'Galok, ¿no?

-No-Yashté meneó la gran cabeza-.Yo soy un Gemhiraky, un miembro de la guardia del Mhork. Los Mhis son Tokugm y Hegaeth, que ahora están con los demás de mi Mhorekin.
"No vivimos todos unidos, Hijo del Rayo. El bosque es grande, y los Mhorks son muchos. Todos los clanes tenemos un emblema-dejó la piedra de amolar a un lado y mostró un tatuaje, en color plateado brillante, que mostraba una lanza de tres puntas en la que las dos de los extremos eran cuernos como los que ostentaba en su cabeza-. Este es el del nuestro. De esta forma, los Xemirian nos reconocemos entre nosotros.

-¿Y todos los Xemirian tienen un clan preestablecido?-preguntó Degrek, cada vez más interesado.

-No, todos no. Hay algunos, pocos realmente, que andan en solitario, renegados de su Mhorekin. Los llamamos Anvamhoreks, y están expulsados de su clan permanentemente por crímenes imperdonables.

-He oído que prefieren dormir en los árboles, Yashté. ¿Es eso cierto?

-Efectivamente-contestó Yashté con una sonrisa-. En nuestros pueblos, nuestras casas están construidas aprovechando la forma de los árboles.

-¿Y eso?

-No debemos disturbiar a la naturaleza, Hijo del Rayo. Si cavamos la tierra y talamos árboles, las presas huyen y nosotros pasamos hambre. La caza es nuestra vida: en ella probamos nuestra habilidad y nuestra fuerza.
"Cada año se celebra una reunión de todos los clanes: el Mhorekin Ashëutí, dónde los novicios que quieran ganar su honor y su arma demuestran su valor en la caza del Ymutowe, el escorpión gigante de los bosques, que paraliza con su aguijón y quema con su mirada. Yo le corté el aguijón y se lo clavé para matarlo, Hijo del Rayo.
"Después llegan los combates. Luchamos cuerpo a cuerpo contra los guerreros más fieros de nuestros clanes, sin armas, y si pasamos la prueba nos aclaman como verdaderos Xemirian y nos hacen escoger nuestra arma.
"El arma nos define, Hijo del Rayo. Es como una parte más de nuestro cuerpo, si se elige bien.

-¿Y tú elegiste la lanza?-preguntó Degrek, señalando el arma de tres puntas que afilaba.

-¿Esta?No-Yashté meneó la gran cabeza de lado a lado-.Esta lanza la llevamos todos los Xemirian. La llamamos Evirikesi, y la lanzamos contra las presas que están demasiado lejos de nuestro alcance. No, el arma que elegí es esta-y se la sacó de la espalda.

Degrek no pudo menos que ahogar una exclamación. Un formidable escudo, forjado en las formas estilizadas de tallos de enredaderas de plata, que brillaban como Protodermis Líquida, se unían a un lanzadiscos portentoso, que Degrek identificó como...

-¿Protoacero?Pero si ustedes no trabajan metal.

-No, pero hay un Agori que sí-respondió, con otra de esas sonrisas que escondían cierta picardía-.Vive en las montañas más allá del bosque, donde no llegamos a cazar. Le apodamos Remakh, que quiere decir Señor del Metal. Unos meses después del Mhorekin Ashëutí, unos pocos de nosotros vamos a visitarlo y él nos da las armas que fabrica. A cambio, nosotros le entregamos la carne y la coraza del Ymutowe, que aprecia mucho.

Se quedó pensativo.

-¿Y entonces por qué elegiste este escudo, cuando los demás Xemirian prefieren espadas o mazas?

-Como dije, el arma nos define. Mi estilo no es el cuerpo a cuerpo, y si por alguna razón tengo que enfrentarme a un enemigo que lleva un arma blanca, me conformo con esto-respondió, y unas cuchillas retráctiles se desplegaron de su brazo derecho. Degrek dio un respingo.

Súbitamente, del edificio del Consejo salió Yelzard, seguido de Fedrux, Lembrek, Saeris, Kabyel y, por último, Ths'Galok.

-Ths'Galok impuso un poco de órden después de que te fueras-le informó el Toa de Espacio.

Degrek no preguntó. No hacía falta que le dijeran como el Xemirian había suprimido las discusiones.

-¿Y?¿Qué se ha decidido?

-Atacaremos mañana al atardecer-sentenció-. Tengamos las fuerzas que tengamos.
avatar
Degrek Phantoka
Toa Legendario
Toa Legendario

Mensajes : 573
Fecha de inscripción : 15/02/2012
Localización : Spherus Magna...de otro universo

Volver arriba Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Mar Sep 10, 2013 11:07 am

Anda que no te ha llevado publicar otro capítulo, ¿eh? xD Yo voy a seguir leyéndolos, pero ya te digo que una falta masiva de continuidad contribuye negativamente a la lectura y aceptación de la obra...

Bueno, la falta de acción es patente nuevamente, y destaca el hecho de que has tratado de informar más acerca de los Xemirian en la obra. No me parece mal, pero publicando tan poco de corrido como haces, el relleno disuade (claro que poca gente se pasa por el foro últimamente de todos modos...). Pero eso ya te lo he dicho. xD Me agradó el capítulo en sí, siempre me gusta ver sobre costumbres, vocablos y nuevos datos de las especies de la gente. Pocos suelen realmente tratar temas acerca de la sociedad y se limitan más a poderes o habilidades de la especie, así que es agradable leer esas informaciones. <3

Con todo, aparte de notoria influencia mágica-medieval en los nombres, tengo que decirte que, si bien trabajados e imaginados, algunos son bastante retorcidos y fuera de lugar. Mhorekin, Mhork, Mhi, Mhorek... Son nombres aceptables que suenan BIONICLE y pegan con el nombre de Xemirian, pero Evirikesi, Mhorekin Ashëutí, Gemhiraky, Ymutowe y Anvamhorekson ya demasiado pomposos y rebuscados algunos hasta parecen de Darkness
para una especie llamada 'simplemente' Xemirian, así como el mundo BIONICLE (nota importante: pocos países emplean acentos y por ello no suelen emplearse para nombres propios en BIONICLE, procura evitarlos). No sé si me entiendes, pero no me parece que pueda expresar bien la idea... Es como si a mis Etherian, con nombres tan simples como Surait, Nergetia, Maren, Brei, Merann, Nucelaria... Creara algo llamado xmemalothjhcvelrpa`mo. Un poco exagerado pero espero pilles la idea de lo que quiero decir. =P



Por último, realmente insisto, ¡revisa con cuidado cada párrafo buscando espacios faltantes! Veo que la tendencia disminuye y me alegra, pero sigo viendo algunos por ahí.

avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3289
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Danknestl el Vie Sep 13, 2013 12:32 pm

Lianyu (Nagato Lover) escribió:Anda que no te ha llevado publicar otro capítulo, ¿eh? xD Yo voy a seguir leyéndolos, pero ya te digo que una falta masiva de continuidad contribuye negativamente a la lectura y aceptación de la obra...

Bueno, la falta de acción es patente nuevamente, y destaca el hecho de que has tratado de informar más acerca de los Xemirian en la obra. No me parece mal, pero publicando tan poco de corrido como haces, el relleno disuade (claro que poca gente se pasa por el foro últimamente de todos modos...). Pero eso ya te lo he dicho. xD Me agradó el capítulo en sí, siempre me gusta ver sobre costumbres, vocablos y nuevos datos de las especies de la gente. Pocos suelen realmente tratar temas acerca de la sociedad y se limitan más a poderes o habilidades de la especie, así que es agradable leer esas informaciones. <3



Opino lo mismo c:

(Y si, hasta ahora vengo a comentar :B)
Me agrada ese desarrollo de personajes-cosa que vas haciendo, cosa que a mi siempre se me ha dificultado :B
Entonces atacaran muy atacadoramente (?
avatar
Danknestl
Glatorian Contratado
Glatorian Contratado

Mensajes : 1554
Fecha de inscripción : 21/10/2010
Localización : en una pixa

Volver arriba Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Degrek Phantoka el Sáb Oct 05, 2013 2:05 pm

Lianyu(Nagato Lover) escribió:Con todo, aparte de notoria influencia mágica-medieval en los nombres, tengo que decirte que, si bien trabajados e imaginados, algunos son bastante retorcidos y fuera de lugar. Mhorekin, Mhork, Mhi, Mhorek... Son nombres aceptables que suenan BIONICLE y pegan con el nombre de Xemirian, pero Evirikesi, Mhorekin Ashëutí, Gemhiraky, Ymutowe y Anvamhorekson ya demasiado pomposos y rebuscados algunos hasta parecen de Darkness
para una especie llamada 'simplemente' Xemirian, así como el mundo BIONICLE
Si bien tengo que decir que tenés razón y creo que me pasé un poco, tené en cuenta que los Xemirian han vivido miles de años apartados de los Agori y demás especies pensantes y tienen un idioma muy parecido al de los enanos de Eragon.

Tengo que decir que, si bien no he podido postear mucho debido a los motivos habituales-Minecraft y colegio-tengo que decir que tuve una semana muy jodida, tanto académicamente como socialmente, y casi no me dio tiempo ni a jugar.

Se acerca, señores, se acerca, por fin...La batalla final.

Capítulo 31

A lo lejos, el volcán arrojaba lava y humeaba como un caldero demoníaco.

Degrek se sentó en un saliente de un monte de rocoso basalto gris oscuro, desde donde podía contemplar perfectamente la situación en el campamento del Consejo de Nueva Atero. Volvió a contar las fuerzas aliadas.

"Han venido muchos" Se dijo para sus adentros.

El ejército que habían podido reclutar en tan poco tiempo era en verdad majestuoso: cuatro mil Rahkshi, creados por Sydred, que había trabajado sin descanso día y noche, tres mil Skakdi con ganas de luchar que Mekrok había convencido para que se aliaran a la causa, otro tanto de Gebir de Ce-Saita que acudieron al llamado de Saeris y dos mil de Xemirian comandados por Ths'Galok, además de las decenas de Toa que llegaban de todos los rincones de Spherus Magna. En total, unos doce mil guerreros.

"Demasiado pocos, aun"

Delante, el ejército de Sorthuogh abarcaba muchísimo más. Veinte mil guerreros como los que habían visto en su fortaleza, a los que Saeris llamaba Neigneris y cinco mil Skrall que se habían aliado para destruir Atero de nuevo, se habían posicionado en la falda del volcán y en las colinas adyacentes como respuesta al desafío impuesto por Nueva Atero.

Pero tenían un plan.

Lembrek y Vakama lo habían urdido, y se lo habían presentado a él y a los Gebir. El ataque debía ser una distracción para que él, Saeris y Kabyel hicieran frente a Sorthuogh en su guarida de la gran montaña ardiente. Si lo conseguían, los Neigneris se rendirían y se perderían muchas menos vidas. Y si fracasaban...Se decía que Sorthuogh había vuelto locos con sus torturas hasta a los más fuertes de espíritu, que jugaba con sus cuerpos y mentes hasta que suplicaban la muerte a gritos...

"Mejor no pensar en eso"

Las fuerzas enemigas se posicionaban en sus lugares, firmes, inmóviles, expectantes.  

"¿A qué esperan?"Se preguntó Degrek, ansioso.

Era extraño que se estuvieran quietos frente a ellos cuando la única finalidad con la que los había creado su señor era para exterminarlos sin vacilar. Ya se veía algunos que pateaban al suelo de impaciencia, levantando pequeñas nubes de ceniza gris entre sus filas, que se disolvían tan de prisa como se creaban.

"Esperan la orden de ataque de Sorthuogh" Comprendió Degrek." Debe tener algún tipo de dispositivo de control mental"  

Escuchó pasos a su espalda.

-Hola, Degrek-saludó Lembrek, que venía escalando la cuesta trabajosamente-. ¿Me dejas un sitio? Gracias. Subir por esta roca es en verdad cansador-se dejó caer en la piedra, dando vida a un nubarrón de polvo.

-¿Crees que podremos ganar?-preguntó al Turaga-Es decir...

-Te diré una cosa, Degrek: en la guerra, gane quien gane, todos los bandos pierden. Solo tienes que mirar a los Skrall que se han unido a Sorthuogh- señaló a los cinco mil guerreros de rojo y negro que se situaban en la periferia del ejército-. Ellos tienen consciencia de ello.

Azorado, Degrek comprobó que tenía razón.

"Sea como sea, los Skrall saldrán ganando, y lo saben" Si eran derrotados, Sorthuogh avanzaría sobre la ciudad y no dejaría Agori con cabeza, y si ganaban, Nueva Atero estaría demasiado debilitada para hacer frente a un nuevo ataque, por más altas que fuesen sus murallas.

-Pero, ¿si tu plan funciona?

-Si el plan funciona...-Lembrek suspiró- Es difícil decirlo. Puede que huyan y ataquen después por la espalda. Puede que nos dejen en paz para siempre...Obviamente, no serán tan idiotas como para atacar a un ejército victorioso de frente, supongo. Todo depende de nuestra fuerza.

-No te preocupes. Somos lo suficientemente poderosos para derrotarlos con nuestros Poderes Elementales.

Contra todo pronóstico, el Turaga se echó a reír.

-¿Nuestro poder? No, Degrek. No es el poder el que vence en las batallas. Nuestra fuerza proviene de nuestra unidad, sin importar nuestro poder. Unidad, deber, destino. Esas son las Tres Virtudes del Gran Espíritu. No hay duda de que Sorthuogh es mucho más poderoso que nosotros, pero puedes vencerlo con ayuda de los Gebir. Y eso es algo que no puedes cambiar.

De pronto, las trompetas del éjercito de Nueva Atero hendieron el aire con su claro tono. Los Toa y sus aliados se aprestaban para el combate.

-Bueno, es hora de irse-dijo el Turaga levantándose-. Te deseo suerte, Degrek. Que el Gran Espíritu te acompañe.

Como por arte de magia, los dos Gebir se materializaron en delante suyo, sobresaltándolo.

-Vamos-dijo la Reina de Ce-Saita, dando la espalda a la contienda. Un momento después, Degrek Phantoka no tuvo que voltearse para saber que la batalla por Spherus Magna había empezado.
avatar
Degrek Phantoka
Toa Legendario
Toa Legendario

Mensajes : 573
Fecha de inscripción : 15/02/2012
Localización : Spherus Magna...de otro universo

Volver arriba Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Sáb Oct 05, 2013 4:16 pm

Sabía que era influencia féerica xD

¿¡PERO TÚ CUÁNTOS RAHKSHI CREES QUE PUEDE CREAR UN SÓLO MAKUTA!?
Bueno, en realidad yo no tengo ni idea, pero 4000 por uno sólo me parece excesivo xDD A Teridax le llevó tiempo lanzarles 6 a los Nuva, y considerando que son parte de ellos, Sydred tuviera que haber precisado años para esa cantidad (x2 si consideramos las armaduras precisas). Bueno, es que simplemente me impactó la cifra, no es queja ni corrección ni nada por el estilo xD

Bueno, como preludio a la batalla final ha estado bastante guay. Me ha gustado, especialmente, el planteamiento inteligente de los Skrall: sin que se vieran cobardes, saben su actual situación de inferioridad y buscan estrategias para aprovechar y obtener ganancias. Las propias de un auténtico imperio, sí señor, que sabe crecerse cuando toca. Pero sobre todo, las viejas referencias a las Tres Virtudes y al Gran Espíritu como deidad protectora. Ya hacía mucho que no lo veía, y me produce melancolía. ¡Buen trabajo! ;3
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3289
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Degrek Phantoka el Dom Nov 03, 2013 11:06 am

Oh, hacia tanto que esperaba críticas como estas... =D.

Capítulo 32

-¡Manténganse firmes!-ordenó Toa Jaller, ante la carga de los Neigneri.

"Fanfarrón estúpido, vas a hacer que nos maten a todos" Pensó Lembrek, mientras aprontaba su bastón. "No has pasado ni por la mitad de lo que he pasado yo, o Lianyu, o Yelzard..."

Todos sus pensamientos volvían hacia el Toa de Espacio como un arroyo hacia el cauce principal. No entendía por qué los había dejado tan bruscamente, en el momento en que más lo necesitaban, en busca de quién sabe qué. No sabía siquiera si continuaba vivo.

Y Lianyu...De Lianyu no habían tenido noticias. Le habían enviado el mensaje al norte, pero la respuesta aún no había llegado.

"Lianyu nos hace mucha falta aquí" Mediante una potente ráfaga de aire envió a un Neigneri que cargaba contra él contra otros dos que asediaban a Toa Onewa. El Toa le dio las gracias con un asentimiento de cabeza y siguió luchando.

En un principio, Vakama y Tahu se habían opuesto a que arriesgara la vida en el frente de batalla, pero él no había dado su brazo a torcer.

-Necesitarán de todos los guerreros disponibles para la lucha, sin importar su tamaño o poder. Es algo que deberían haber aprendido ya.

Aunque sus habilidades habían mermado considerablemente al convertirse en Turaga, todavía podía enfrentarse a múltiples enemigos a la vez, y si le hubiesen ofrecido la oportunidad de volver atrás y cambiar su decisión, Lembrek la habría rechazado.

"Fue por una buena causa" Pensó, nostálgico. "Verild y Onurik han usado ese poder mejor que yo mismo"

Verild, su aprendiz, su amigo. Está confundido, se dijo. Un error, un pequeñísimo error de novicio, había desencadenado toda esa situación.

"Lianyu no tendría ni que haberle hablado de la Morbuzahk. Hubiera sido mucho mejor que permaneciera en la ignorancia que enseñársela, aunque no tuviese intención de utilizarla."

En eso llevaba razón. Los sentimientos reflejos como aquellos eran el veneno de los Toa. En situaciones de ese tipo se debía tener una mente lógica, capaz de razonar con prudencia y sabiduría, y no dejarse caer en la frustración, el miedo o la furia.

Pero ahora había que concentrarse en el presente. Su equipo, su antiguo equipo, que había pasado por tanto, se reunía al fin. Los Toa Nelda volvían a estar unidos.

"Unidad, Deber, Destino" Mata Nui había sido sabio.

Galena y Poheru se situaban a su lado, mientras Tamer, Avelk y Krahnok lo cubrían en la retaguardia, formando un círculo.

-¡Eh, Galena, un poco de lluvia vendría bien, ¿no crees?-preguntó Lembrek, haciéndose oír por encima del estruendo de la batalla.

Galena asintió y juntos combinaron sus habilidades para crear una poderosa tormenta électrica, que cayó sobre los enemigos circundantes y los barrió como hojas al viento.

-¡Tamer, calienta esto un poco!-pidió.

-¡Eso está hecho, Lembrek!

El Toa de Fuego unió una llamarada a la tormenta, creando un gran tornado de fuego, atrapando a los que intentaban levantarse.

Poheru se agregó a la contienda creando unas gigantescas manos de piedra que sujetaron a los demás Neigneris, mientras Avelk incineraba con su haz de láser a los que Krahnok acababa de cegar.

"Esto es un equipo de verdad" Pensó el Turaga de Aire.

De pronto, un rugido ensordecedor apagó todos los demás, haciendo que el ejército de Nueva Atero se volteara hacia el lugar de donde provenía.


Una colosal serpiente mecánica de Protoacero había llegado del lado de los Neigneris, de un cuarto de kio de largo, escupiendo cataratas de ácido. Ante aquella visión, la mayoría de los Toa se habían quedado estupefactos.

Pero no así Lembrek.

-¡Mantengan la formación!-ordenó.

Pero era imposible. Reinaba el caos. Los chorros de ácido del monstruo derretían a su paso Rahkshi, Gebir, Xemirian y Toa, daba igual su armadura, y los que se salvaban, malheridos y agonizantes, eran devorados en sus fauces.

-¡Avelk, fija tu láser en sus ojos!

El Toa de Luz obedeció, y el poderoso haz penetró en los ojos de la criatura, que aulló de dolor, y se dirigió a ellos intentando librarse de la molesta luz.

-¡Eso, ven a comerme!-gritó, haciendo girar el tornado de fuego a velocidad desenfrenada.

"Al menos, habré salvado la batalla" Pensó, al ver su muerte tan de cerca.


Unas enormes cepas de Thornax salieron súbitamente del suelo y atraparon al engendro metálico entre sus espinas.

Lembrek se giró. De un portal dimensional, salido de la nada, apareció dando un salto Lianyu en persona, acompañado de Toa Chiara, Toa Orde y Toa Zaria, con Verild y Onurik a su lado. Y detrás de todos ellos, estaba...

-¡YELZARD!-Lembrek no cabía en sí de alegría.

-¡Hola, Lembrek!¿Llegamos tarde a la fiesta?-preguntó el Toa de Espacio.

-¡En absoluto, amigo mío!¿Y dónde está Terix?

-¡Aquí, Lembrek!-el Toa de Hielo salió del portal, acompañado de otro ser muy alto, parecido a un robot Maxilos, y un Matoran blanco y celeste, que aparentemente se hallaba volando.

-Lembrek, te presento a Goder, Toa Geagal del Hierro, nuestro hermano, y a Damenre, Fantasma Nynrah.

El Toa bajó la vista hacia Lembrek y lo saludó con una voz grave como un trueno.

-Bienhallado seas, Lembrek. Yelzard me ha hablado muy bien de ti.

-Gusto en conocerte, Turaga-saludó el Matoran volador.

-Bienvenidos, los dos-Lembrek les devolvió el saludo, y miró a Yelzard-¿Esta es la razón por la cuál te fuiste?

-Sí, la verdad. Tenía la esperanza de encontrarlo, a él o a otro de mi equipo.

-Entiendo-Goder corrió hacia la batalla, seguido del Fantasma Nynrah, mientras desde su hombro se desplegaba una torreta de Lanzador Cordak-¿Cómo acabó así, en ese cuerpo?

-Es una larga historia-replicó Yelzard, sonriendo-¿Vamos a ganar esta lucha?

-Vamos-respondió el Turaga, lanzándose de nuevo a la batalla.
avatar
Degrek Phantoka
Toa Legendario
Toa Legendario

Mensajes : 573
Fecha de inscripción : 15/02/2012
Localización : Spherus Magna...de otro universo

Volver arriba Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Sáb Nov 09, 2013 2:56 pm

Nuevo capítulo por fin <3 Sé que estás ocupado, pero mira a ver si te pasas más de corrido que ya tardas más que el propio Greg de aquella xD

Nada mal el capítulo, aunque por otra parte tengo que decir que no tengo nada tampoco a destacar. Es decir... ha sido una batalla estándar. Bien narrada, con los detalles justos, pero estándar xD El retorno de mi self-MOC a escena es algo que, como siempre, agradezco en el alma, pero si bien es cierto que para las batallas finales en ejércitos siempre vuelven todos, su reaparición no la he visto realmente necesaria... ¿o quizás es que ha pasado tanto tiempo entre capítulos que pienso que no aparece desde el serial pasado pero lo hizo hace relativamente poco? Qué importa, he aparecido a lo badass. Nada más llego me cargo al monstruo de más nivel de un movimiento, ¿cómo me puedo quejar de eso?

Por cierto, me ha dado por pensar... ¿La Morbuzahk no era una pseudoplanta? No sé si ya planteé esto antes, pero juraría que había dudas sobre si era una planta consciente o un ser con aspecto de planta...
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3289
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Degrek Phantoka el Dom Nov 10, 2013 11:25 am

Eeeh, ¿que te creías?¿Que por ponerte en mi fic no tenés que estar super cheateado?¡Por favor!

Por esa misma razón, por tener conciencia propia, es por la cual NUNCA se debe intentar controlar =3.

Bien, voy a intentar terminar este capítulo entre hoy sábado y mañana domingo así podés disfrutar mejor la experiencia xD. Por cierto, no te veo mucho comentando por acá. ¿Es por la uni o qué?

Otra cosa: el capítulo anterior y este son paralelos, no consecutivos. Hablando ñordo, que pasan al mismo tiempo (pero este va a ser más épico xD), y este se superpone después. Además, ¡último capítulo!, así que mejor que tengan tiempo para leerlo porque es el más largo.

Capítulo 33

Invisibles, como el viento, avanzaban hacia la guarida de Sorthuogh.

Por suerte, el poder de invisibilidad nato de los Gebir los protegía. A sus pies, la batalla había comenzado, y los contrincantes no eran más que puntitos de colores en el valle de ceniza. Uno podía pensar que un enfrentamiento a campo abierto era mucho peor, y, tal vez, si le hubieran preguntado a alguien si los acompañaría habría aceptado de buen grado.

Pero no. Su misión era infinitamente más peligrosa.

Un ser como Sorthuogh, con el poder de cien Toa, con la legendaria Kanohi Duscrix, la Gran Máscara de la Absorción en su poder, capaz de sorber la energía de cualquier ser vivo, era un contrincante formidable. Y con acceso al Tarmillion, la misteriosa sustancia que podía amoldarse para formar cualquier ser u objeto, era prácticamente imposible de vencer. No, la verdadera batalla tendría lugar ahora. Era Degrek frente a Sorthuogh, la luz frente a las sombras, el bien frente al mal, la vida frente a la muerte.

Era jugarse el destino de Spherus Magna.

Uno podría haberla calificado de "misión suicida", Norik tal vez. Pero si triunfaban, si había esa pequeña posibilidad de acabar de una vez por todas con la amenaza que suponía el Dominador, ya valía la pena. El sacrificio de vidas no sería en vano, y él lo aceptaría con gusto.

Sentía un sabor amargo en la boca.¿Adónde iría cuando muriese?¿A la Estrella Roja? No lo creía probable. Después de que Necris quedase relegado como Guardián de la Muerte, Iustrenus no dudaría en enviarlo al Vacío Intemporal.

"¿Cómo será morir de verdad?" Se preguntó.

Trastabilló con una gran piedra negra porosa y cayó al suelo.

-¡Degrek!¿Estás bien?-Kabyel corrió en su ayuda.

-Sí, gracias Kabyel-respondió.

Súbitamente, un rugido como un trueno retumbó entre las montañas.

-Lembrek-dijo con una exhalación, volteando la vista hacia la batalla. Ya no podía ver el valle, pues la cara del volcán le tapaba la visión.

-Rápido-acució Saeris-. La entrada está allí arriba.

Un agujero en la roca del tamaño de Sorthuogh era toda la puerta que necesitaban. En el interior, una isla de roca a los lados de la cual ardían abismos de magma burbujeante, había una gran piscina de Tarmillion y, a su lado, otra de Protodermis Energizada.

"No" Pensó, aterrado ante lo que aquello podía significar.

-Bienvenidos a mi humilde morada , Gebir-dijo Sorthuogh-.Oh, y tu también, Degrek.

Una ráfaga de magnetismo los inmovilizó contra la pared.

-No puedo ofrecerles ningún asiento, pero seguro que es agotador subir toda la montaña hasta aquí.

Degrek hizo ademán de crear un rayo, pero una ráfaga de debilidad lo detuvo.

-Ah, no, aquí no se pelea-dijo el Dominador, usando la Kanohi Duscrix, absorbiendo sus poderes.

"Y ahora, ¿qué?"

-Bueno, Degrek, has sobrevivido a la mano de Saeris-la Reina Gebir soltó un gruñido-. Oh, no me mires así, pronto me lo agradecerás. Un viajecito a la Estrella Roja y olvidado, ¿eh? Es igual, me aseguraré de tirar los cuerpos al volcán una vez los haya matado.

-El Tarmillion no te sirve de nada sin nosotros-espetó Kabyel.

-¿Eso crees? Este pequeño-dio una palmada a un pequeño artefacto hexagonal-tiene almacenada su energía psiónica. ¡Pronto podré crear el ejército más poderoso del universo, mezclando el Tarmillion con la Protodermis Energizada! Retreq,trae al doctor, por favor.

El ser deforme que Yelzard había enviado a un universo de bolsillo apareció de entre las sombras, trayendo al científico Agori que había servido a Sorthuogh.

-No se imaginan lo que tuve que hacer para encontrarlo entre tantos universos diferentes, pero por fortuna ya está aquí.

-¿Me llamaba, señor?-preguntó el Agori.

-Sí, Zeryt. Me has servido bien y con ganas, pero ya has cumplido tu misión. Te libero de mi servicio.

-P-pero...Si el trabajo era de por vida...-tartamudeó, y se giró ante Retreq. El pobre Agori no tuvo tiempo ni de escapar antes de que el monstruo lo empalara con una de sus cuchillas, y tirase el cuerpo al abismo, que emitió un chorro de lava al engullir el cuerpo.

-Bien, solucionado ese asunto, es hora de empezar-anunció, y con su visión de rayos láser fundió la roca que separaba las dos piscinas, mezclando los dos líquidos, que brilaron al entrar en contacto el uno con el otro.

"Tengo que liberarme, tengo que parar esta locura" Pensó obstinado, forcejeando con sus ataduras, pero el poder de Sorthuogh todavía seguía vigente.

-La mezcla tiene que homogeneizarse más-apostilló Sorthuogh, en un tono casi preocupado-.Retreq, si tienes la amabilidad...

El siervo del demonio asintió y al momento rayos salieron de sus ojos, agitando la disolución, que ya humeaba.

-Sí, ya está lista-anunció.

"No, maldita sea" Pensó en todas las cosas que no podría hacer si Sorthuogh triunfaba. No visitaría nunca el bosque de los Xemirian. No pasearía nunca más por Nueva Atero. No volvería a ver a Lembrek, ni a Lianyu, ni a Nystrid,...No sabría nunca si Yelzard estaba vivo o muerto. No sabría nunca quién era.

-¡Sí, SÍ!-gimió de placer al absorber la energía de los Gebir-Tanto poder...¡Es increíble!

De pronto, un cosquilleo en la espalda lo sorpendió, seguido de una oleada de energía.

"¡La Espada Mistika!¡No me la ha quitado!" Pensó aliviado.

Se liberó del agarre de Sorthuogh justo cuando una forma monstruosa emergía del brillante líquido.

-¡Eh!¿Cómo...?-se detuvo el Dominador.

-¡Tus días de gobernar se han acabado, Sorthuogh!-exclamó Degrek, creando un relámpago blanco dirigido al demonio.

-¡NO!¡No me vencerás, Toa!-vociferó con furia, absorbiendo el relámpago en la Kanohi Duscrix.

Mientras el engendro creado por Sorthuogh salía ya de la piscina, la espada continuaba emitiendo y emitiendo el relámpago, mientras la máscara lo absorbía incesantemente.

"¡Absorbe energía del ambiente!" Pensó regocijado, al acabarse la energía que tenía en reserva.

No sabía cuánta podía extraer ni cuánto aguantaría la Duscrix. Solo sabía una cosa: tenía que derrotar a Sorthuogh.

-¡No me vencerás, Degrek!¡No...me...vencerás!-gritó el Dominador. Los dos continuaban resistiendo, uno liberando y otro sorbiendo energía.


Hasta que la máscara se quebró.


Un estampido, seguido de una poderosa onda de luz y poder, como una gigantesca supernova, fue el fin de la resistencia, que atravesó el volcán en una tremenda onda de choque que se expandió por todo el valle, levantando una nube de polvo a su paso y sumergiendo a los ejércitos que luchaban abajo en penumbra.




-¡DEGREK!-gritó Lembrek, en el valle, preso del terror.

-¡Hay que ir a buscarlo!-exclamó Lianyu, llamando a Yelzard y los demás.

Los Neigneris, ya sin la influencia de su amo, depusieron las armas, como marionetas que eran. No así los Skrall, que huyeron a sus agujeros para nunca más salir de allí.

-¡Deprisa, Lianyu!-apremió el Turaga, mientras el Toa de Flora creaba una gran cepa para subir hasta arriba.




Degrek se liberó de los escombros volcánicos. Trató de ponerse en pie, pero no pudo. Una fuerza invisible, que no era ni magnetismo ni gravedad, lo anclaba al suelo.

La isla de piedra seguía en pie, pero destrozada, con la Protodermis Energizada goteando hacia abajo. Alcanzó a distinguir las siluetas de Saeris, Kabyel y Sorthuogh, y los pies del que había sido Retreq, ahogado y aplastado en la piscina de Protodermis.

-Saeris-llamó, pero no le salió más que un murmullo.

Fijó los ojos en la piscina de Tarmillion, negra como la tinta. Algo se movía allí.

De la piscina salió una figura en forma de Toa, negra y plateada, pero sin rostro, que se dirigió hacia Sorthuogh. Este, ya despierto, alzó los ojos y torció la boca en una mueca de asombro.

"Sorthuogh, el Dominador, por robar los poderes del Tarmillion y usarlos en tu beneficio, ahora el Tarmillion te los robará a ti"

-Espera, ¿qué...?-no tuvo tiempo de acabar la frase antes de que un flujo de energía saliese de su cuerpo  hacia la misteriosa figura, que al acabar desapareció con un resplandor.


Unos minutos después, Lembrek, Lianyu, Yelzard y Terix los sacaban de los escombros. Yelzard hizo un gesto de sacar el arma frente a Sorthuogh, pero lo disuadió.

-Déjalo. Ya no tiene ningún poder.


Media hora más tarde, los cuatro equipos Toa llegaban allí y encadenaban a Sorthuogh de pies y manos, para llevárselo a la prisión de Nueva Atero.

-Compadecerá por sus crímenes muy pronto-le aseguró Toa Jaller.

Eso ya no le importaba. Spherus Magna se había salvado, y disfrutaría de una larga época de paz.

Gracias a él.


Se permitió una última mirada a su oponente, aquel que hacía poco había sido tan poderoso. Miró en sus ojos y solo vio vergüenza.

O algo más.

Rápidamente, los ojos cambiaron del rojo al dorado y en su cara apareció una sonrisa maligna.

"Hola, Degrek" dijo una voz que ya conocía bien, mientras de su mano emergía una daga negra que se clavaba en su abdomen.


END OF BIONICLE CHRONICLES II
avatar
Degrek Phantoka
Toa Legendario
Toa Legendario

Mensajes : 573
Fecha de inscripción : 15/02/2012
Localización : Spherus Magna...de otro universo

Volver arriba Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Danknestl el Dom Nov 10, 2013 12:06 pm

Vale, tras leer un par de capitulos anteriores, he leido el final c:


He de decir que te ha quedado bastante bien en cuanto a ritmo narrativo-cosa (?) Aunque creo que la batalla pudo habersido extendida un poco mas, dandoles mas dramatismo
El final...me ha gustado...pero...entonces......entonces...Degrek...murio? .-. Queda en suspenso :nomedigas: (lo cual, no se tu que pienses hacer al respecto si dejarlo asi o un epilogo o dar lugar a una tercera parte o una breve explicacion)
como sea me ha gustado, y le has dado conclusión a varias cosas...creo xd
avatar
Danknestl
Glatorian Contratado
Glatorian Contratado

Mensajes : 1554
Fecha de inscripción : 21/10/2010
Localización : en una pixa

Volver arriba Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Degrek Phantoka el Dom Nov 10, 2013 3:49 pm

Neo Mafalda escribió:Vale, tras leer un par de capitulos anteriores, he leido el final c:


He de decir que te ha quedado bastante bien en cuanto a ritmo narrativo-cosa (?) Aunque creo que la batalla pudo habersido extendida un poco mas, dandoles mas dramatismo
El final...me ha gustado...pero...entonces......entonces...Degrek...murio? .-. Queda en suspenso :nomedigas: (lo cual, no se tu que pienses hacer al respecto si dejarlo asi o un epilogo o dar lugar a una tercera parte o una breve explicacion)
como sea me ha gustado, y le has dado conclusión a varias cosas...creo xd
Sí, las batallas no se me dan muy bien de hacer =/

Síii, queda en suspenso hasta la tercera parte =D.
avatar
Degrek Phantoka
Toa Legendario
Toa Legendario

Mensajes : 573
Fecha de inscripción : 15/02/2012
Localización : Spherus Magna...de otro universo

Volver arriba Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Lianyu (Nagato Lover) el Sáb Nov 16, 2013 10:49 am

Siendo honesto, cuando vi por MP que éste era el último capítulo no me gustó nada... El que leí la semana pasada mostraba que el final estaba cerca, pero no lo suficiente ni de lejos... Desafortunadamente, como bien has planteado, por la Universidad estoy bastante liado, así que cada vez me paso menos por el ordenador, así que hasta ahora no he podido leerlo. Eso sí, os sigo vigilando a diario e__e

Volviendo al tema... El capítulo en sí estuvo muy bien narrado, con buen desarrollo y victorias y acontecimientos inesperados e interesantes. La idea de confrontamiento arma-Kanohi fue buena, con la posterior sobrecarga de energía derrotándolos a todos, y como dijo Darkness explicaba ciertas cosas pasadas anteriormente.
Ahora bien, en mi humilde opinión, el final es más bien... Pobre. No hay una épica y digna batalla final, extendiendo el confrontamiento Sorthrough-Degrek de forma continua para relegarlo a un simple toma-y-daca de poderes armamentísticos; existen acontecimientos detallados rápidamente en incluso innecesarios (llamar al doctor con lo que molaba para matarlo delante de ellos sin motivo... tsk...) y, sobre todo, el cliffhanger. Me parece muy buena forma de terminar un capítulo, pero no una historia. Si me acaba una temporada de anime así, la compañía arde xDD
En definitiva, el capítulo fue bueno y el final aceptable, pero creo que está a un nivel más bajo de lo que merecía la historia. Pese a que me gusta leer tus seriales, viendo que estás ocupado y te cuesta seguir un ritmo de publicación estable, creo que hubiera sido mejor terminar la historia ya y, si acaso, empezar otra diferente... Aún así, seguiré esperando la parte 3 con ganas ;3
avatar
Lianyu (Nagato Lover)
Turaga
Turaga

Mensajes : 3289
Fecha de inscripción : 27/11/2010
Localización : Ahí no, desde luego.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bionicle Chronicles 2:El despertar

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.