Jugando con fuego (Capítulo 1)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Jugando con fuego (Capítulo 1)

Mensaje por Nexum el Miér Mayo 16, 2012 9:20 am

Bien, al final, me decidí a hacer un fic que se suceda en Spherus Magna, a pesar de que echo de menos el U.M...
Personajes (La lista se irá actualizando según vayan apareciendo):
-Sukorv
-Ehlek
-Takadox
-Toa Lewa (Mencionado)
-Carapar (Mencionado)
-Dos Matoran
-Makuta Krika
-Nocturn
-Karprah (Mencionado)


Capítulo 1

El extraño correteo a tres patas de Sukorv estaba empezando a molestar al Barraki.
-¿Eres capaz de quedarte quietecito unos segundos?
Sukorv se detuvo.
-¿Quieres que te guíe o prefieres ir tu solito? A lo mejor, ese Muaka aún tiene hambre.
Ehlek gruñó. Se giró unos segundos, solo para recordar con morbo a aquel asqueroso Muaka mutante. Sukorv sonrió sarcásticamente.
-Ah, de acuerdo.
“¿Por qué acepté venir con este lunático? Puede que incluso trate de llevarme ante su amo…”
Al poco tiempo, Sukorv volvió a pararse.
-Hemos llegado. Solo unos pocos Cazadores Oscuros conocemos este lugar… la Cueva del Submundo…
Ehlek contempló la cueva. La parte delantera estaba tallada con una forma que reconoció enseguida.
-Es una… Tryna. Supongo que es simbólico. Este lugar tiene relación con los muertos.
Sukorv le señaló una pequeña abertura. Ehlek estaba a punto de introducir la Piedra Sangrante en ella, cuando escuchó un ruido. Con una sola pisada, Ehlek reconoció al dueño de aquel pie.
-Mira quien ha venido de visita… el traidor.
Una mueca de desagrado se dibujó en la horrenda boca de Takadox.
-¿Traidor? Sí, se me puede llamar así. Supongo que nadie puede confiar en mí ahora. Pero, por Mata Nui, necesito tu ayuda. Necesito ir al Submundo.
-Ni hablar. Acabarás traicionándome, como hiciste en Artidax.
-Mírame a los ojos, Ehlek, y verás que no miento.
-Sí. Como si no supiera lo que me espera si te miro a los ojos.
Takadox, entonces, sacó la prueba que demostraría para que quería su ayuda.
-Me… me lo dio Toa Lewa.
Ehlek, que en un primero momento, no prestó atención a la vasija de cristal que Takadox había sacado de su bolsa de viaje, miró el objeto con detenimiento.
-¿Son… cenizas?
Takadox asintió. Ehlek entonces comprendió el significado de aquello.
-Vaya, vaya, vaya… el monstruito tiene sentimientos…
-Querría decirle una cosa. Querría hablarle por última vez.
-Está bien.
Abrió la puerta de la cueva.

El interior de la cueva era curiosamente brillante, más de lo que él habría esperado. Ehlek colocó la piedra sobre la mesa central de la estancia y, automáticamente, se abrió un portal sobre ella.
Sukorv se les acercó.
-Recordad. Tan solo disponéis de 24 horas. Y solo podréis traeros un muerto por cabeza.
Takadox se sorprendió con aquello.
-O sea… que si somos dos… podremos traernos a dos seres…
Ehlek le miró.
-Piensa en las consecuencias. Carapar será tratado como un criminal aquí. Además, no creo que se alegre de verte. En cambio, siempre podremos confiar en Nocturn.
Takadox suspiró.
-Bueno, prepárate para el salto. ¿Alguna vez has usado una Olmak?
-No…
-Bueno, pues esto servirá para que te hagas una idea.
Los dos saltaron al mismo tiempo dentro del portal.

El interior del Submundo era de lo más deprimente. Había máscaras Kanohi esparcidas por el suelo. Los dos viajantes miraron a su alrededor. Aquel lugar no les ofrecía recovecos donde esconderse. Los primeros seres vivos que se les cruzaron fueron dos Matoran. Cuando se fijaron en ellos, Ehlek se puso en guardia.
-¿Qué te ocurre? Solo son Matoran.
-En este mundo nada es lo que parece. Un Matoran puede ser un Tarakava y un Vortrixx puede tener la potencia de fuego de un Fikou. ¿Lo comprendes?
Las espadas de Takadox salieron de sus fundas.
-Bastante bien.
Los Matoran no parecían querer atacarles. Porque no les habían detectado, por supuesto. Uno de ellos se acercó a los viajeros y los miró.
-Son vivos.
Los guerreros se quedaron inmóviles, mientras el Matoran más cercano a ellos hacía un gesto con la mano. Lo que vieron entonces fue de lo más desagradable. Una versión más alta y oscura de Makuta Krika acababa de salir del suelo, y les estaba observando.
-¿Krika?
El Makuta les observó brevemente.
-Pero si son Takadox y Ehlek… ya hemos recibido a otro pedazo de escoria como vosotros antes… pero… estáis vivos… esa es la diferencia.
-Esto no me gusta.
-No tiene que gustarte. Porque… voy a tener un par de presas que agregar a mi colección.
El vengativo Makuta se arrojó sobre ellos.
-¡Hoy os uniréis a nosotros!
Sin embargo, una figura robusta y verde brillante se interpuso entre ellos. Tras un golpe con su espada, Nocturn tumbó a Krika en el suelo.
-¡Nocturn! ¿Qué estás haciendo aquí?
-Le reconocí, mi señor. Y en cuanto a ti…-se giró hacia Krika-ya conoces las normas. Solo podrás matarlos si han pasado las 24 horas de plazo.
Krika se levantó y, sin mediar palabra, se fue.
-¿A que han venido, señor?
-Hemos venido a sacarte de aquí, Nocturn.
-¿En… en serio?
-Sí. Vamos a sacarte. Pero descuida, conozco las normas de este lugar. Para sacarte, debemos derrotar en combate al Señor del Submundo, Karprah.
-Pongámonos en marcha.
avatar
Nexum
Toa
Toa

Mensajes : 189
Fecha de inscripción : 03/05/2012
Localización : Dah

Volver arriba Ir abajo

Re: Jugando con fuego (Capítulo 1)

Mensaje por Danknestl el Jue Mayo 17, 2012 5:18 pm

O_O

Interesante, pero podrias hecerla mas detallada, que la trama me acaba de parecer muy rapida (no hablo del inicio, sino del capitulo en sí)
avatar
Danknestl
Glatorian Contratado
Glatorian Contratado

Mensajes : 1557
Fecha de inscripción : 21/10/2010
Localización : en una pixa

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.